Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rebajada de 21 a seis meses la pena de uno de los condenados por el robo en la sede en Ibiza del Grupo Empresas Matutes

La Audiencia estima parcialmente el recurso presentado por José Joaquín Fernández y mantiene la condena de un año y nueve meses para Rafael Rodríguez

Imagen del juicio celebrado en junio del año pasado. | TONI ESCOBAR

La Sección primera de la Audiencia Provincial ha revocado parcialmente la condena que la jueza del juzgado de lo Penal número 2 de Ibiza, Martina Rodríguez Carit, impuso a José Joaquín Fernández por el robo millonario en la sede del Grupo Empresas Matutes, ocurrido en octubre de 2013. En este juicio también fue condenado Rafel Rodríguez.

En el caso de Fernández, la Audiencia acuerda rebajar de 21 a seis meses la pena de prisión impuesta por un delito de receptación pero «manteniendo en todo lo demás la resolución recurrida», esto es, el pago de una tercera parte de las costas del juicio. El fallo impone a Fernández la pena mínima prevista por este delito debido a la «falta de motivación en la determinación de la condena» en primera instancia.

Toni Escobar Un momento del juicio.

La resolución de los recursos presentados por las defensas de los dos condenados, con fecha del pasado 5 de octubre, y en el caso de Rodríguez, añade «la atenuante simple de dilaciones indebidas», pero mantiene la pena impuesta, también de 21 meses, «confirmándola en todo lo demás».

Un robo de 2,7 millones de euros

Benítez fue condenado por un delito de robo con fuerza en las cosas calificado de especial gravedad por la cuantía, determinada en 2.767.000 euros. También fue condenado al pago de 995.000 euros a Fiesta Hotels&Resorts, empresa que entonces presidía Abel Matutes Juan, que testificó en el juicio, «por el dinero sustraído no recuperado».

Contra este fallo de la Audiencia Provincial, firmado como presidente del tribunal por Jaime Tártalo Hernández y por las magistradas Gemma Robles Morato y Eleonor Moyá Rosselló, cabe recurso de casación.

Los dos condenados eran funcinarios del Cuerpo Nacional de Policía adscritos a la comisaría de Ibiza en el momento en que cometieron el robo.

La Fiscalía rebajó su petición de pena para el autor confeso del robo

En la última sesión del juicio, el mes de junio del año pasado, la Fiscalía rebajó su petición de pena para el autor confeso del delito, el expolicía nacional Rafael Rodríguez, a un año y nueve meses de prisión. 

Inicialmente, el Ministerio Público reclamaba cinco años de prisión y el pago de 995.000 euros como indemnización al Grupo Empresas Matutes, cantidad que finalmente fue condenado a devolver por el dinero sustraído no recuperado.

Rafael Rodríguez fue expulsado del cuerpo cuando, a raíz de su detención por el golpe millonario, se descubrió que trabajaba como vigilante de seguridad en la sede del Grupo de Empresas. Cobraba por ello 1.500 euros al mes -al parecer a través de su pareja-, además del disfrutar de forma gratuita de una vivienda para su familia frente al edificio en el que se cometió el robo, y que también es propiedad del holding del exministro.

Compartir el artículo

stats