El 'Mundial de la polémica' o el 'Mundial de la vergüenza'. Estos son solo dos de los muchos adjetivos negativos que está recibiendo la gran fiesta del fútbol.

Desde que se hizo pública, en 2010, la elección de Qatar como sede de la Copa del Mundo, las críticas no se hicieron esperar, sobre todo por la constante vulneración de los derechos humanos de algunas comunidades, como la LGBTQ, los mujeres o los migrantes en ese país.

Cuando se convirtió oficialmente en la sede del Mundial, esta monarquía islámica del Golfo Pérsico se puso manos a la obra y comenzó la acelerada construcción de los estadios para albergar la competición. Según el periódico británico The Guardian, en esos trabajos perdieron la vida unos 6.500 trabajadores inmigrantes por las jornadas laborales interminables con temperaturas de 50 grados y bajo amenaza de ser expulsados si no aceptaban estas condiciones. Una cifra que el gobierno qatarí reduce a tres. Sin embargo, una investigación de Amnistía Internacional respalda la información del rotativo.

Ante esta situación, muchos son quienes siguen criticando que el Mundial se celebre en Qatar y otros intentan ir más allá y pasan a la acción. Es el caso de un bar restaurante de Ibiza que se encuentra en Platja d'en Bossa, Ohana. En sus redes sociales ha publicado la siguiente información para sus clientes: "Nos sentimos moralmente obligados a no transmitir el Mundial de fútbol de Catar como acto de solidaridad con todas las personas que dieron su vida para que dicho evento sea posible. Os pedimos disculpas por las molestias ocasionadas".

Este anuncio ha sido muy bien recibido por sus seguidores. "Me parece bien", "Una perfecta decisión", "Bien hecho. Deseo que más empresas hagan lo mismo"... son algunas de las respuestas que ha obtenido su publicación.

Ana Rosa Quintana, también muy crítica

Una de las periodistas más famosas de España, Ana Rosa Quintana, también ha sido muy dura con el Mundial de Qatar en su programa de televisión, poniendo el foco en las palabras que pronunció el emir de Qatar durante su discurso en la ceremonia inaugural: "Ha hablado de diversidad mientras en los palcos apenas se veían mujeres".  Acto seguido, la presentadora ha ampliado su punto de vista sobre el evento: "Los futboleros tenéis que verlo y lo vais a ver, pero creo que muchas mujeres no lo vamos a ver. Incluso mujeres futboleras".