Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cultura

‘Bookcrossing’ en el Hospital Can Misses de Ibiza

El centro recupera su punto de intercambio de libros, suprimido durante la pandemia del covid

Cristina Ferrer, con uno de los títulos que pueden encontrarse. ASEF

Controlada la pandemia, el Hospital Can Misses recupera su punto de intercambio de libros, ubicado en la entrada principal. Eso sí, en versión mejorada. Ya no es una mesa con montones de volúmenes sino una estantería en la que los títulos reposan ordenados.

El Hospital Can Misses vuelve a ser un punto de intercambio de libros, lo que se conoce en todo el mundo como bookcrossing. Hace ya unos años que en el hall de la entrada principal de las instalaciones sanitarias se instaló una mesa con libros en la que se animaba a pacientes, visitantes y profesionales a llevarse un libro, para lo que se les sugería que, en su lugar, dejaran otro. Una iniciativa que puso en marcha la entonces directora del servicio de Atención al Usuario, Begoña Pardo, y en la que se podían encontrar títulos en varios idiomas: castellano, catalán, ingles, alemán y francés, entre otros.

Varias señales indican que se trata de un punto de intercambio de libros.

Al llegar la pandemia, sin embargo, las medidas de seguridad para evitar los contagios obligaron a retirar la mesa cargada de títulos. La iniciativa se ha recuperado hace unos días. «En una versión mejorada», destacan desde la gerencia del Área de Salud de Ibiza y Formentera, que detalla que han sustituido la mesa, sobre la que los volúmenes se amontonaban de forma desordenada, por una estantería ubicada después del mostrador de admisiones. Precisamente ahí han estado guardados los libros durante todo este tiempo, indican. «La idea de retomar el proyecto pero mediante un sistema más limpio ha sido de la nueva responsable del servicio de Atención al Usuario, Cristina Ferrer», indica la dirección del Hospital Can Misses.

‘Bookcrossing’ en el Hospital Can Misses | ASEF

Aunque la idea es que quien se lleve un libro deje otro, desde el hospital matizan que los libros están a disposición de los usuarios del centro sanitario, aunque no dejen ninguno. En las próximas semanas, además, las estanterías se irán llenando con nuevas donaciones, explican. En estos momentos, en las baldas se pueden encontrar desde títulos relativamente nuevos, como ‘Ordesa’, de Manuel Vilas, o ‘El director’, de David Jiménez, a algunos clásicos como ‘Terra Baixa’, de Àngel Guimerà, y ‘Las minas del rey Salomón’, de H. Rider Haggard. También títulos locales como ‘L’any en estampes’, de Marià Villangómez y bestsellers: ‘La mano de Fátima’ (Ildefonso Falcones), ‘Muerte en la Fenice’ (Donna Leon), ‘El jurado’ (John Grisham) o una de las aventuras de Harry Potter (J. K. Rowling).

Compartir el artículo

stats