Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Informe del Cepca

Las mujeres menores de edad de Ibiza beben y fuman más que los chicos

El uso lúdico de medicamentos como las benzodiazepinas entre los adolescentes aumenta del 2,7 al 4,3%

La directora del Cepca, Belén Alvite JA RIERA

La inclusión de la perspectiva de género en el estudio sobre los adolescentes de Ibiza, elaborado por el Cepca, ha puesto de relieve que las mujeres superan a los hombres en el consumo de alcohol, tabaco y cannabis, aunque apenas hay diferencias entre ambos grupos en la edad de inicio en estas sustancias. Por contra, el 60,3% de las chicas tiene un control horario de sus familias para volver a casa, frente al 49,9 de los chicos.

El 67,3% de las chicas de entre 12 y 18 años de Ibiza ha bebido alcohol, frente al 58,4%, mientras que el 36,8% de ellas han fumado tabaco, ocho puntos más que en el caso de los chicos. La diferencia entre ambos sexos queda bastante más reducida en el cannabis, que ha probado el 24,3% de las menores, 1,9 puntos por encima que los chicos de su edad.

En la presentación del estudio, la directora del Cepca, Belén Alvite, alertó de la facilidad que encuentran los jóvenes para adquirir estas sustancias, sobre todo el alcohol y el tabaco. Pese a que su venta está prohibida a los menores de edad, la mitad de los que fuman compran los paquetes sin problemas en estancos, bares y gasolineras.

En el caso del alcohol, el 35,1% lo adquiere en supermercados, bares o gasolineras, mientras que un 34,5% puede beber gracias a la compra de los productos por otra persona. El facilitador de la bebida a los adolescentes es tanto mayor (26,3%) como menor de edad (18,2%).

En el caso de consumidores de tabaco, el 42,7% de sus padres sabe que sus hijos fuman, pero solo el 22,8% lo autoriza.

Arraigo del alcohol

La permisividad es mucho mayor con el alcohol, ya que el 51,9% de los adolescentes que beben ocasionalmente aseguran contar con autorización familiar, además de que el 67,5% de sus padres tiene conocimiento de este hábito.

Respecto al cannabis, el 42,4% de los consumidores revela que sus padres saben que fuman porros e, incluso, el 22,7% asegura no se oponen a ello. El 48% de ellos quiere seguir fumando, mientras que el 30,5% planea reducir su consumo y, un 13,4%, abandonarlo. Un 8,1% ha intentado dejarlo, pero no ha podido, mientras que el 1,1% de los adolescentes que beben ocasionalmente ha intentado dejar el alcohol sin éxito. En cambio, el 69,6% quiere seguir bebiendo y el 29,3% se plantea reducir el consumo o abandonarlo.

Con el tabaco, el 39,2% se plantea reducir las cantidades, el 24,6 intentará dejarlo y el 26% seguirá fumando sin vacilaciones. Otro 10,2% ya trató de abandonar el hábito, aunque aún siguen con los cigarrillos.

Medicamentos

Aunque el resto de sustancias estupefacientes sigue siendo muy minoritario en estas franjas de edad, Alvite alertó del aumento del consumo lúdico de medicamentos que necesitan receta, como las benzodiazepinas [ansiolíticos y tranquilizantes]. El 4,3% de adolescente ha mezclado estas pastillas con alcohol para colocarse, frente al 2,7 de 2018, y las compran en la calle o sustraen de los botiquines familiares -España lidera el consumo mundial de estos fármacos-.

Los hombres son más proclives a la hora de apostar dinero en juegos

Además del consumo de sustancias nocivas, el estudio del Centro de Estudios y Prevención de Conductas Adictivas (Cepca) sobre los hábitos de los adolescentes de Eivissa también recoge otras conductas de riesgo, como actividades que pueden llevar a la ludopatía o el uso de internet, aunque este último apartado ya fue presentado el mes de septiembre.

La encuesta refleja que el 8,2% de los menores de entre 12 y 18 años de edad ha apostado dinero en internet, mientras que el 5,9% ha jugado incluso en las casas de juego, donde está prohibido su acceso. Al contrario que en el consumo de cannabis y de alcohol, los varones son los más proclives a los juegos de azar con dinero. Así, el 12,6% de ellos ha apostado en plataformas online y el 8,7 en casas de juego, frente al 3,4 y 3%, respectivamente, en el caso de las chicas.

El 14,5% de los chicos visita frecuentemente páginas porno, por un 4,9% de ellas. Diariamente, un 11,8% de los hombres menores de edad mira estos contenidos, por un 0,6% en el caso de las mujeres.

El 16,2% de las chicas se ha sentido amenazada o víctima de acoso por internet, una cifra que prácticamente dobla la de los hombres (8,8%). El 14,7% de las menores ha enviado o publicado alguna vez vídeos suyos de contenido íntimo, un porcentaje que se reduce al 8,6% en los chicos.

Compartir el artículo

stats