Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tráfico de pasajeros entre Ibiza y Formentera sube un 26% en un año pero no llega a las cifras de antes del covid

El balance del mes de septiembre arroja un saldo negativo de 13.742 viajeros con respecto a 2019, y en el acumulado de los nueves meses la línea registra un descenso del 2,9%, con una pérdida de 51.665 billetes

Cuatro barcos de transporte de pasajeros en el puerto de la Savina, en Formentera. | C.N.

A la espera de los datos del mes de octubre, que gracias (o por culpa de, según el punto de vista) a las elevadas temperaturas parece que arrojará buenos datos turísticos, las navieras que operan entre los puertos de Ibiza y Formentera han gestionado en los nueve primeros meses del año un total de 1.736.522 pasajeros, lo que representa un descenso del 2,9% con respecto a 2019, año precovid, con una pérdida de 51.665 viajeros.

Los datos facilitados en su web (portsdebalears.com) por la Autoridad Portuaria confirman que la Pitiusa menor ha recuperado en los nueve primeros meses del año prácticamente el número de visitantes (la marítima sigue siendo la única vía posible para entrar en Formentera, aunque mejor no dar ideas...) de hace tres años, al menos a través de las compañías que tienen licencia y operan con todas las garantías esta línea regular de transporte de personas, vehículos y mercancías.

Barcos en el puerto de la Savina César Navarro

La actividad durante el mes de septiembre pasado en esta línea de transporte, que tiene uno de los flujos de viajeros más importantes de Europa, también descendió, aunque algo más que en el acumulado desde enero con respecto siempre a 2019, el último año de normalidad antes de la crisis sanitaria. En concreto, un 4,9%, al registrar 268.028 pasajes vendidos entre las dos islas cuando hace tres años la cifra se elevó hasta los 281.770, una diferencia de 13.742 viajeros.

Las cifras de actividad de esta línea de transporte indican además que la temporada de verano tuvo, hasta septiembre, al menos el mismo volumen de turistas en Formentera, apenas ligeramente inferior.

La percepción de los empresarios hoteleros

La percepción de los empresarios de la isla, según puso de manifiesto el portavoz de los hoteleros, Juanma Costa, es la de un verano «bueno», en términos de ocupación, «pero también extraño e irregular», siempre a la espera de los datos de final de temporada. Sobre septiembre, indicó que estuvo por debajo de las expectativas que en principio se manejaban. Los datos del transporte de pasajeros confirman esta percepción con un descenso de casi el 5% en el noveno mes del año, con 13.742 usuarios menos.

Curiosamente, uno de los únicos apartados que se ha comportado de manera positiva es el del tráfico de mercancías. Así, en Formentera ha crecido un 33,8% en el acumulado del año con respecto a hace tres años. 306.853 toneladas frente a las 219.573 de los nueve primeros meses de 2019.

Compartir el artículo

stats