La Guardia Civil cree que la muerte en Ibiza de una joven de 30 años por una caída fue accidental

Detalla que la joven venía de fiesta cuando ocurrió el suceso

La mujer falleció el martes en el Hospital Can Misses.

La mujer falleció el martes en el Hospital Can Misses. / Vicent Mari

Los indicios apuntan a que el fallecimiento de una mujer de 30 años tras precipitarse desde un balcón en Ibiza el pasado domingo se debió a un accidente, ha informado la Guardia Civil. Asimismo, descarta la hipótesis de una muerte con violencia.

Según ha detallado el propio cuerpo, la mujer, que se precipitó desde el segundo piso de una vivienda en la zona del camí de sa Tanqueta, había salido de fiesta. El aviso lo dio un hombre que se encontraba en la vivienda junto con la joven en el momento de los hechos, a las cuatro de la mañana.

Hasta el lugar se trasladó una ambulancia de Soporte Vital Avanzado, que comprobó que la mujer había caído de cabeza y presentaba politraumatismos, uno de ellos torácico, y su estado era muy grave.

La víctima fue trasladada al Hospital Can Misses, donde falleció el martes como consecuencia de las lesiones, según informó entonces el instituto armado.

No estaba desaparecida

Aunque en un primer momento la publicación de una página de desaparecidos informaba de que la mujer había sido localizada muerta después de estar ilocalizable, la Guardia Civil informó de que la mujer no había desaparecido en ningún momento.