Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Economía

El gasto turístico de las Pitiusas en 2022 ya supera en un 6% al de 2019, antes de la pandemia

Los viajeros desembolsan en lo que va de año 2.675 millones de euros, 1.423 millones más que los que gastaron en 2021 y 152 millones más que el dato registrado antes de que empezara la crisis sanitaria

Turistas en el aeropuerto en agosto. Toni Escobar

No ha sido sólo una sensación (de agobio, sobre todo, por tantos visitantes): 2022 es, de largo, el mejor año turístico de la historia de las Pitiusas, al menos si atendemos al dinero que se dejan los viajeros para venir de vacaciones. El gasto turístico asciende, hasta agosto, a 2.675,34 millones de euros, 1.423 millones de euros más (un 113,6% más) que en el acumulado anual de 2021 (época aún bajo los efectos de la crisis sanitaria) y, lo que es más relevante, 152 millones de euros más que en ese mismo periodo de 2019 (+6%). Nuevo récord histórico, pues, que permite recuperar el ritmo perdido durante dos temporadas, aunque no el dinero, ya que durante los peores meses de la pandemia se volatilizaron unos 3.200 millones de euros, según los datos aportados por la encuesta de gasto turístico (Egatur) recientemente publicada.

Todos los datos aportados por Egatur indican una sustancial mejora respecto a las estadísticas previas a la crisis sanitaria. Por ejemplo, cada turista ha gastado de media 1.054 euros durante su estancia en Ibiza y Formentera esta temporada, un 10% más que hace un año (+96 euros) y un 4,5% más que en 2019 (45,2 euros). Igual sucede con el gasto diario, que ha llegado a una cota nunca vista: 180,1 euros, un 20,3% más que en 2021 (+30 euros) y un 5,7% más (+9,7 euros) que hace tres veranos.

Los españoles, que, desatados, como si no hubiera un mañana, se dejaron en sus vacaciones en las Pitiusas 475,5 millones de euros, lo nunca visto: son 161 millones más que en 2021 (+51,3%) y casi 193 millones más (+68,3%)

decoration

Los turistas han gastado más que nunca en estas islas en el llamado verano carpe diem, el de la ‘venganza’ por lo sufrido durante el confinamiento. Por ejemplo, los españoles, que, desatados, como si no hubiera un mañana, se dejaron en sus vacaciones en las Pitiusas 475,5 millones de euros, lo nunca visto: son 161 millones más que en 2021 (+51,3%) y casi 193 millones más (+68,3%) que en 2019. Un incremento inusitado que ha permitido compensar el gasto del viajero británico (628,3 millones de euros), que si bien ha mejorado sustancialmente respecto al de 2021 (+213%, 427 millones de euros más), aún está por debajo de las cifras de 2019 (-8%, 53 millones de euros menos). El comportamiento de Alemania también ha sido espectacular: 251,6 millones de euros de gasto total esta temporada, 100% más que en 2021 (+126 millones) y un 18% superior al de hace tres estíos (casi 39 millones de euros más).

Más gasto por estancia

Esa mejora se aprecia también al fijar la lupa en cada nacionalidad. Por ejemplo, los españoles gastaron 717,46 euros de media durante sus vacaciones en estas islas, 50 euros más que hace un año y 132 euros más que hace tres (+22,6%). Hay que tener en cuenta que su gasto diario fue de 122 euros, 23,5 euros más (+24%) que antes de la pandemia. Por su parte, los británicos invirtieron, de media, 1.066 euros, 38 euros más que en 2019, lo cual compensa que llegaran bastantes menos turistas desde ese país que entonces: cada día desembolsaron 203,5 euros, 42 euros más que antes de la crisis sanitaria (+26%). En el caso de los alemanes, estos dedicaron 1.178 euros por persona en sus vacaciones pitiusas, 175 euros más que en 2019 (+17,4%). Si hace tres veranos gastaban alrededor de 153,5 euros diarios, esta temporada ampliaron esa cantidad hasta los 173,5 euros (+13%).

66% en hoteles

Los hoteles (sus cajas registradoras) han sido los que más han notado la mejora. Del gasto total (2.675 millones de euros), el 66% (1.766 millones) se lo han llevado ellos esta temporada. Son 1.026 millones más (+138%) que un año antes y 37,4 millones más (+2%) que hace tres. Otros alojamientos de mercado (por ejemplo, las viviendas turísticas y los apartamentos turísticos reglados) absorbieron el 21,8% del gasto total, 584,6 millones de euros, un 72% más que los contabilizados por Egatur en 2021 y un 7,7% más (+42 millones de euros) que en 2019. Quienes apuestan por esta opción gastan en sus vacaciones (1.313 euros) más que quienes se alojan en hoteles (1.062 euros), entre otras razones porque su estancia media es superior, dado que su gasto diario (175 euros) no es mayor que el de quienes duermen en alojamientos hoteleros (225 euros).

Los hoteles (sus cajas registradoras) han sido los que más han notado la mejora. Del gasto total (2.675 millones de euros), el 66% (1.766 millones) se lo han llevado ellos

decoration

Del total del gasto turístico restan unos 324 millones de euros que han ido a parar al alojamiento «de no mercado», mayoritariamente el pirata, que bate su récord histórico de 2017 (315 millones): han captado 72 millones de euros más que hace tres estíos (+28,6%). Además de reducir la vivienda asequible para residentes y trabajadores de temporada, su gasto diario es el más bajo: 88 euros.

La estancia media en esos primeros ocho meses de 2022 ha sido de 5,9 días, por debajo de los 6,4 días de 2021 pero igual que la de 2019. Además, se han registrado un total de 14.849.713 pernoctaciones hasta agosto, 6,5 millones más que en 2021 (+77,6%) y ligeramente por encima (+0,3%) de las que hubo en 2019.

Compartir el artículo

stats