Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Economía | El jefe del ejecutivo desbloquea el régimen especial de Balears paralizado desde el año 2019

Pedro Sánchez anuncia el impulso de las deducciones fiscales del REB

El presidente del Gobierno afirma que en los presupuestos de 2023 habrá 20 millones para el tranvía de Palma

Pedro Sánchez, junto a Armengol y el resto de autoridades, en las instalaciones de la empresa Carob del polígono de Marratxí. | GUILLEM BOSCH

Pedro Sánchez anunció ayer en Marratxí que en los presupuestos de 2023 el Gobierno impulsará las bonificaciones de la parte fiscal que beneficiarán a las islas. Asimismo, aseguró que el Estado aportará 20 millones de euros para la construcción del tranvía de la Platja de Palma el año que viene, mediante un convenio con el Ayuntamiento de Palma por un total de 185 millones. Todo ello lo anunció el presidente del Gobierno durante su visita a la empresa Carob, situada en Marratxí y que se dedica a la transformación de productos de la algarroba.

Desde el Govern apuntaron que estas bonificaciones del REB detalladas por Pedro Sánchez supondrán movilizar unos 350 millones de euros. Se calculan también unos 208 millones en incentivos fiscales para 47.000 empresas y 21.000 autónomos de Balears.

Hay que recordar que la parte fiscal del REB, anunciada ayer por el presidente del Gobierno, llevaba desde 2019 paralizada, ya que debe ser impulsada mediante un acuerdo del Consejo de Ministros. Hace justo un año, el Senado ordenó al Gobierno que pusiera en marcha esta vertiente del Régimen Especial. Pedro Sánchez se refirió a esta tardanza sobre las bonificaciones fiscales para Balears a preguntas de IB3: «Bien está lo que bien acaba», indicó el presidente.

En concreto, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del año que viene contemplarán una reserva de inversiones que supondrá deducciones del 90% en el impuesto de sociedades y en el impuesto de la renta, el IRPF, de no residentes para inversiones que fomenten la actividad productiva. De igual modo, habrá bonificaciones de entre un 10% y un 20% para los productos y bienes producidos en Balears. Esta bonificación está encaminada, esencialmente, para la actividad industrial, la agricultura, ganadería y el sector pesquero.

«Estamos completando el Régimen Especial Balear, dando una respuesta justa y legítima a los ciudadanos que ven reconocida esa diversidad territorial», afirmó Sánchez, que además ensalzó el trabajo de la presidenta del Govern, Francina Armengol, durante «muchos meses para poder dar un empuje a la identidad de Balears dentro del sistema fiscal».

Sánchez se reunió con las ‘kellys’ y se comprometió a «dignificar» sus condiciones laborales

decoration

Además, Sánchez recordó que los presupuestos estatales de este año incorporaron por primera vez el factor de insularidad, dotado con 183 millones de euros, y que en los últimos cinco años las transferencias del Estado a Balears alcanzan los 5.600 millones de euros, de los que más de 2.160 son entregas a cuenta para financiar las políticas públicas.

Espaldarazo a Armengol

La visita de ayer de Pedro Sánchez para anunciar las medidas fiscales del REB y la financiación del tranvía de Palma tienen un significado político de calado. Suponen un espaldarazo del presidente del Gobierno a Francina Armengol el día antes de que tenga que enfrentarse a una de las reválidas más importantes del año: el debate de política general, el último de esta legislatura y a escasos meses de las elecciones.

Respecto al tranvía de Palma, la financiación del Estado se articulará mediante un convenio con el Govern y en el que participará también el ayuntamiento de Palma. Sánchez anunció que en los presupuestos del Estado de 2023 ya habrá 20 millones para este emblemático proyecto. Después se firmará el convenio para completar la aportación estatal que estará sobre los 185 millones.

En la visita a Carob participaron los responsables de la empresa, Gori Bibiloni y Toni Juan; el vicepresidente, Juan Pedro Yllanes; la conselleras Rosario Sánchez y Fina Santiago; la presidenta del Consell, Catalina Cladera; el alcalde de Marratxí, Miquel Cabot; la teniente de alcalde Aina Amengual y la delegada del Gobierno, Aina Calvo.

Tras el anuncio, Sánchez mantuvo un encuentro con el colectivo de camareras de piso para hacer balance de la temporada. El presidente del Gobierno se comprometió a «seguir dignificando» las condiciones laborales de las kellys, cuyo trabajo es «fundamental» para el sector turístico y «a veces invisible». «Sabemos que hay mucho que mejorar, por eso me comprometo con vosotras a seguir dignificando vuestras condiciones laborales», escribió Pedro Sánchez en su cuenta oficial de Twitter tras la reunión con un grupo de kellys en el Hotel Melià Palma Bay.

Compartir el artículo

stats