Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Discurso del debate de política general de Balears

Armengol anuncia que financiará íntegramente la escuela de idiomas de Ibiza, pero se olvida de la de hostelería

El presidente del Consell, Vicent Marí, del PP, tacha "de electoralista" la batería de medidas anunciada por Armengol y lamenta que "Ibiza es la gran olvidada"

La presidenta del Govern, Francina Armengol, eta mañana durante su discurso en el Parlament. Isaac Buj (Europa Press).

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha anunciado esta mañana en el discurso inaugural del debate de política general que finalmente, tal como reivindicaba el Consell de Ibiza, la Comunitat Autònoma asumirá el coste íntegro de la construcción de la nueva escuela de idiomas de Ibiza. Inicialmente, tal como ha recordado la presidenta, estaba previsto que el Govern financiara la mitad de esta nueva infraestructura, que se ubicará en sa Coma, y el Consell de Ibiza la otra parte. Ahora, según ha dicho Armengol, el Govern transferirá al Consell «más de seis millones de euros» para la ejecución de la obra.

El Consell también reclama desde hace años que la Comunitat Autònoma se haga cargo del cien por cien del coste de la escuela de hostelería, que también se ubica en sa Coma y está prácticamente acabada, con un convenio que supone que cada administración sufrague el 50% de su coste. La institución insular reivindica la financiación de estas dos infraestructuras porque son competencia de la conselleria balear de Educación, y no del Consell. «No esperábamos otra cosa en cuanto a la escuela de idiomas, y lo mismo esperamos ahora de la escuela de hostelería», ha asegurado el presidente del Consell y diputado del PP, Vicent Marí, que ha lamentado que «Ibiza ha sido la gran olvidada» del discurso de Armengol.

En clave ibicenca, la presidenta también se ha referido a los proyectos de la ampliación del colegio de Sant Carles, el nuevo colegio de Santa Eulària y el nuevo instituto de Vila, así como el incremento de la capacidad del instituto Marc Ferrer de Formentera. En todo caso, todas estas actuaciones ya estaban previstas, no son nuevas. Lo mismo que el Parc Bit de Ibiza, también previsto en sa Coma. Armengol ha anunciado, eso sí, que las obras empezarán el año que viene con una inversión de 1,8 millones y que permitirá que «antes de 2025 Ibiza cuente con un motor de desarrollo de ocupación y empresas tecnológicas capaces de generar nuevos sectores y modernizar los existentes».

Compra de hoteles obsoletos y locales de turismo de excesos

Un anuncio inesperado ha sido el de que el Govern balear destinará para Ibiza y Mallorca una partida de 10 millones de euros para la compra de establecimientos turísticos de baja categoría y locales de turismo de excesos, «eliminando sus plazas y su oferta para favorecer con ello la regeneración de estos espacios de las dos islas».

En cambio, el presidente del Consell de Ibiza lamenta que Armengol se haya comprometido a transferir 10 millones de euros a la institución insular de Menorca para «la compra de terrenos con la finalidad de protegerlos de una futura urbanización». Con ello, ha remarcado la presidenta, el Govern balear pretende «contribuir a preservar el modelo territorial y económico que es un espejo para todos». «Ibiza también tiene propuestas para la compra de terrenos al objeto de proteger determinadas zonas de la isla. Se debería tener en cuenta a las otras islas y no atender los intereses electorales de cada uno», ha indicado Marí.

Sin embargo, justo después de anunciar los 10 millones para Menorca, la presidenta, en su discurso, ha destacado el compromiso de la Comunitat Autònoma para derribar el edificio de los apartamentos Don Pepe para «regenerar este espacio del Parque Natural de ses Salines» y dar una solución de vivienda a los vecinos afectados entre todas las administraciones». También ha echado la vista hacia Formentera, a la que se destinarán «más de tres millones de euros» para ejecutar el proyecto de saneamiento de es Ca Marí y la mejora de la Casa de la Roda.

Al margen de las medidas para reducir la jornada a 35 horas semanales a todos los profesionales de la sanidad pública de las islas, Armengol ha señalado en clave ibicenca el compromiso en acelerar el impulso de la Atención Primaria con la ampliación y construcción de nuevas infraestructuras, como la Unidad Básica de Puig d’en Valls. También se ha referido a la ampliación de la dotación de quirófanos en Can Misses o el proyecto para habilitar el nuevo servicio de hemodiálisis en Formentera.

Debate sobre las medidas fiscales

Los ciudadanos de las Pitiüses se beneficiarán del escudo social anunciado por la presidenta, con una dotación de 200 millones de euros, en ayudas directas y desgravaciones fiscales para las familias al objeto de hacer frente este invierno a la inflación y las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania. En concreto, este escudo llegará al 80% de la población y, en algunos casos, puede llegar a suponer hasta 3.000 euros de ayuda por familia, según ha remarcado Armengol. El presidente del Consell de Ibiza, del PP, asegura a bote pronto que las ayudas directas son «bienvenidas», pero defiende que sería «más ágil y supondría la obtención de resultados inmediatos» si se optase por el modelo que propugna el PP de reducir el IRPF. La propuesta de Armengol, según Marí, «no deja de ser una manera de burocratizar la Administración e intervenir más en la vida de los ciudadanos».

Tampoco le ha gustado a Marí el anuncio de Armengol de que, a partir del 1 de enero, se prolongará la gratuidad del tren y metro en Mallorca, con el añadido que ningún usuario pagará por el uso del autobús más de 10 euros al mes. Cuando se consuman los 10 euros del abono de la tarjeta intermodal, el resto de desplazamientos será gratuito», ha anunciado Armengol. Hay que tener en cuenta que la competencia del transporte en Mallorca está en manos del Govern balear y que en el resto de las islas depende exclusivamente de los consells. De hecho, la presidenta también ha anunciado una inversión de 120 millones (30 millones en 2023) en el proyecto del tren del levante de Mallorca, a lo que se agrega la inversión estatal inicial de 20 millones para el tranvía de Palma. El proyecto total supondrá un coste de 185 millones.

Marí ha asegurado que «todos los anuncios del Govern en transportes tienen que implementarse también en las otras islas» porque lo contrario es «una injusticia». En este sentido, el presidente del Consell recuerda que desde el pasado mandato (con el gobierno de PSOE y Guanyem) el transporte es gratuito para los menores de 18 años y si ahora Armengol lo anuncia para Mallorca, «debería compensar el coste que supone para Ibiza».

También ha dicho que si el Gobierno estatal prorroga a partir de enero la ayuda del 70% para reducir el transporte en autobús, el Consell seguirá aportando el 30% restante para mantener «la gratuidad» del servicio.

En términos generales, Marí ha tachado de «electoralista» el discurso de Armengol. «Lleva siete años gobernando y ha anunciado cosas que hace años que deberían estar hechas», ha remarcado.

Compartir el artículo

stats