Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Economía | Reacciones al régimen fiscal

Apoyo unánime de la sociedad balear al nuevo régimen fiscal

PSOE y UP lamentan que el PP se haya «autoexcluido» de la unidad en torno a las medidas acordadas

Posado tras la reunión mantenida por la presidenta Armengol y miembros de su Govern con representantes de la sociedad balear. | CAEB

«Día importante», «medidas necesarias», «debemos felicitarnos todos», o «permitirá hacer inversiones y crear empleo». Estas frases no fueron pronunciadas ayer por ningún miembro del Govern balear ni del Ejecutivo estatal, sino que sus autores son los representantes de las organizaciones empresariales de las islas, como Gabriel Llobera, vicepresidente de CAEB, a la hora de valorar el nuevo régimen fiscal anunciado en Mallorca por el presidente español Pedro Sánchez. Términos muy similares fueron los utilizados por los secretarios generales de UGT y de CCOO, Lorenzo Navarro y José Luis García respectivamente. En cualquier caso, el aplauso de Llobera se condicionó a que finalmente se cumplan los compromisos adquiridos.

Para Gabriel Llobera, era necesario que las islas dispongan de ventajas fiscales para compensar la insularidad, que podrán aplicarse a partir del próximo año, de ahí que reconociera estar «contento», aunque aprovechó para reivindicar que los fondos europeos lleguen también a las empresas y no se queden solo en manos del sector público.

Lorenzo Navarro también puso en valor la medida conseguida, pero en su caso subrayó la importancia que ha tenido la unidad de Balears a la hora de reivindicar un régimen fiscal propio. Añadió que estas ventajas que se van a dar a las empresas deben de servir para crear empleo de calidad y para elevar los salarios.

José Luis García consideró que con las medidas fiscales que se aplicarán en 2023 «se reconoce el hecho insular de forma definitiva», y subrayó que van a permitir afrontar con mayores garantías las incertidumbres que se abren de cara al invierno. Además, subrayó los beneficios que van a tener para el empleo.

Este aplauso unánime fue expuesto tras la reunión celebrada en sa Llotja entre el Govern, con su presidenta, Francina Armengol, al frente, y los representantes de la sociedad balear, en la que participaron unas 70 personas, principalmente representantes empresariales, para exponer las medidas anunciadas poco antes por Pedro Sánchez.

Esta elevada participación fue utilizada por las portavoces del PSOE y de Unidas Podemos, Pilar Costa y Antònia Jover respectivamente, para poner de relieve la ausencia de los grupos de la oposición (PP, Ciudadanos, El Pi y Vox), a los que se acusó de «autoexcluirse», con especial referencia a la líder de los populares, Marga Prohens.

Por su parte, la consellera de Hacienda, Rosario Sánchez, fue la encargada de exponer las virtudes de las nuevas medidas fiscales, que se incorporan al Régimen Especial de Balears junto a los descuentos en el transporte, el aumento de las inversiones estatales o las conexiones eléctricas con la península. Estas ventajas fiscales se incluirán en los Presupuestos Generales del Estado de 2023 y las recibirán las empresas y autónomos que hagan inversiones para crear empleo, mejorar sus instalaciones o proteger el medio ambiente, con un plazo de tres años para ejecutarlas, al tiempo que habrá bonificaciones específicas para las empresas industriales y del sector primario de las islas.

Como ejemplos, señaló que una empresa con 80.000 euros de beneficio y que invierta 60.000, en lugar de pagar 20.000 en el impuesto de sociedades solo abonará 5.000. Un autónomo que tribute por estimación directa del IRPF, y tenga un beneficio de 50.000 euros y reinvierta 20.000, en lugar de pagar 14.340 en la Renta solo entregará 8.604.

Compartir el artículo

stats