Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una ITV con goteras en Ibiza

El agua caída en las lluvias del lunes y el domingo se ha filtrado desde el tejado y ha inutilizado la mayor parte de la maquinaria

Estado del interior de la ITV tras las inundaciones. J.A. Riera

Las trombas de agua que descargaron entre el pasado domingo y la madrugada del lunes sobre la isla de Ibiza, con especial intensidad en Santa Gertrudis, han evidenciado las deficiencias que presentan las instalaciones de la ITV en Santa Gertrudis.

La estación lleva desde el lunes funcionando a la mitad de su rendimiento habitual, después de que el agua de lluvia se filtrase y dejase inutilizada gran parte de la maquinaria. En un primer momento, incluso, llegó a cerrar por completo sus puertas durante unas horas. Esta situación obliga a cancelar y volver a agendar las citas que están previstas mientras la estación no vuelva a disponer de la máxima capacidad de servicio.

Entrada a la ITV este lunes. J.A. Riera

Según ha explicado a Diario de Ibiza un trabajador de la estación, las instalaciones de la ITV están especialmente expuestas a las inclemencias del tiempo. Denuncia que la cubierta está llena de agujeros, con el consiguiente riesgo para la maquinaria y los trabajadores del la estación, que operan constantemente con componentes eléctricos.

Aunque este empleado considera que, llegado el momento, no había forma de impedir que el agua y la humedad se filtrasen en el edificio, destaca que son las fallas en el mantenimiento del mismo las que han provocado que esto suceda.

Defectos que, defiende, están en conocimiento del Consell desde hace años, a pesar de lo cual no han sido subsanados, lamenta. Según explica, el servicio técnico de arquitectos y aparejadores ha revisado el estado del tejado en varias ocasiones, sin que se haya acometido ninguna intervención posterior al peritaje. Además, entiende que no hay voluntad de reparación. Cuenta que se instalaron placas solares en el tejado antes de arreglar las goteras. Ahora, antes de aislar el techo, deberán desinstalarse las placas, asegura.

Asimismo, cuenta que en una ocasión, hace dos años, pudo comprobar que seis de las diez bajantes del tejado estaban obstruidas. Algo que, señala, convierte la cubierta en una balsa los días de lluvia y amenaza la estabilidad de la estructura.

La respuesta del Consell

Ante estas quejas, el Consell de Ibiza ha declarado que "se están llevando a cabo las mejoras y reparaciones necesarias de la estación", y ha objetado que "Prevención de Riesgos Laborales no ha comunicado que exista peligro de seguridad para los trabajadores".

La máxima institución insular también alega no haber recibido ninguna queja. Sin embargo, no ha explicado el motivo por el cual no se han realizado antes las actuaciones de mantenimiento.

"Estás trabajando con un riesgo para tu seguridad"

Las urgencias por reabrir la estación estarían provocando que se estén dando pasos demasiado rápido, defiende este miembro del personal de la estación, que asegura estar operando con maquinaria eléctrica afectada por el agua.

Actualmente, solo funcionan dos de las cuatro líneas de la ITV, la 1 y la 2, parcialmente dañada, lo que obliga a completar las revisiones de vehículos con máquinas de la 4. Desde la máxima institución insular alegan que, precisamente, se han abierto únicamente dos líneas para no precipitarse en la apertura. "La apertura completa de la ITV tendrá lugar cuando se compruebe que la maquinaria funciona al 100%, se garantice la seguridad de la plantilla y se descarten riesgos para los trabajadores. Por tanto, descartamos una apertura parcial precipitada de la estación de Santa Gertrudis", han declarado.

Según la versión del trabajador, el agua ha afectado a todas las líneas, salvo la 1, que se encuentra en una posición más elevada, mientras que la maquinaria de la línea 2 «se ha reparado a medias». En concreto, alega que se ha trabajado con el detector de holguras de la línea 2, con agua dentro, y señala que la humedad acortará la vida útil de los equipos. El Consell asegura,por el contrario, que la línea 2 opera con el detector de la 4, y apostilla: «La seguridad del personal es una prioridad, por lo que solo se utilizará la maquinaria que cumpla con todos los requisitos».

Compartir el artículo

stats