Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento de Ibiza denuncia ante el IBDona la publicidad sexista de un supermercado

El Instituto Balear de la Mujer ha recibido 17 denuncias desde 2016 por este tipo de publicidad en locales de la isla

Una de las fotografías que publica un supermercado de Eivissa en sus redes sociales. D.I.

Un supermercado del municipio de Ibiza ha llenado sus redes sociales de publicidad sexista. En las diferentes fotos publicadas por el establecimiento se puede ver cómo, tanto mujeres como hombres (mayoritariamente las primeras), posan de espaldas con escasa ropa y con el objetivo de la cámara enfocado en el culo. Todas las imágenes son similares y las personas que aparecen en las instantáneas están fotografiada con la cámara refrigeradora de bebidas alcohólicas y refrescos de fondo.

A cada una le acompaña un comentario diferente, desde que dos mujeres han llegado desde Tarragona a Ibiza hasta que «en el supermercado a veces falta pan, a veces leche, pero el coño nunca». Cada publicación de este tipo va acompañada de un hashtag, es decir, una palabra clave que anima a los seguidores de la cuenta a participar en este tipo de reto, que no es otro que posar para la publicación posterior de la foto. En una búsqueda rápida por internet, hay quien incluso tilda estas imágenes de publicidad encubierta al poder «relacionarse» con un prostíbulo.

Este es solo uno de los casos que el Ayuntamiento de Ibiza ha trasladado al Observatorio por la Igualdad, dependiente del Instituto Balear de la Mujer (IBDona). En total, desde 2016 han recibido 17 denuncias correspondientes a Ibiza (una en 2016, tres en 2017, una en 2018, cinco en 2019, cuatro en 2021 y tres en lo que va de año). «Hay que remarcar que existen algunas denuncias anónimas hechas a campañas publicitarias genéricas que no podemos clasificar por isla», especifican desde el Observatorio.

Los motivos de las denuncias realizadas son: cosificación de la mujer, empleándola como reclamo sexual; estereotipos, perpetuación de roles o ridiculización de la mujer, y uso de lenguaje sexista y por servicios sexuales. En cuanto al lugar donde se producen estos hechos, explican que se da en diferentes espacios: venta de moda, hoteles, tiras cómicas o satíricas, comercios locales (venta de productos diversos desde automóviles a ópticas, por ejemplo), servicios de estética y ocio nocturno.

Asimismo, señalan que las denuncias llegan por correo electrónico a ibdona@ibdona.caib.es, aunque últimamente también por etiquetas en las redes sociales.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Ibiza explican que han derivado varias denuncias al Instituto Balear de la Mujer como organismo competente en denunciar la publicidad sexista.

Ayuntamientos

Asimismo, recuerdan que desde el área de Igualdad del Consistorio se lleva a cabo también una tarea de vigilancia en cuanto a la publicidad sexista en el municipio. Así, en lo que va de año, el consistorio ha puesto en conocimiento del IBDona varios casos: el de este supermercado, el de un comercio, el de un vídeo promocional de un establecimiento gastronómico y el de una empresa anunciadora que utiliza el cuerpo de la mujer para promocionar la venta de un producto.

«También hemos informado sobre otro establecimiento de gastronomía y hotelero en el que se utiliza el cuerpo de la mujer para promocionar la venta de habitaciones e, incluso, se puede detectar un mensaje subliminal en el que parece que se promociona un servicio de acompañamiento como si fuera un pack completo», sostienen fuentes municipales. «Estas imágenes se han empleado en distintos formatos, también en una valla publicitaria que ya ha sido informada y denunciada ante el Observatorio de la Publicidad de les Illes Balears», añaden.

Otra denuncia interpuesta por parte del departamento de Igualdad ha sido por un anuncio que sale durante todos los días y durante todo el año en un medio de comunicación en el que un ‘Empresario busca empleada de hogar’. En el caso de Sant Josep, Santa Eulària y Sant Joan indican que no han efectuado ninguna denuncia al respecto al no detectar casos que puedan relacionarse con la publicidad sexista. El Ayuntamiento de Sant Antoni no ha proporcionado, de momento, esa información a este diario.

Denunciar los hechos

Desde el Observatorio por la Igualdad del IBDona hacen una «llamada a la ciudadanía» para que denuncie este tipo de situaciones con el fin de poder acabar con la publicidad sexista a través del correo electrónico ibdona@ibdona.caib.es. Ahí se puede indicar dónde se ha visto la publicidad y aportar toda la información que el usuario considere relevante. La denuncia es totalmente anónima, explican. Se recomienda adjuntar fotografías o capturas de pantalla de lo que se quiere poner en conocimiento del organismo.

Una vez recibida la denuncia, el Instituto Balear de la Mujer solicita formalmente a la empresa que anuncie el cese y rectificación de la publicidad. En caso de que no se retire, (atendiendo a la gravedad de cada caso), se solicita auxilio judicial.

Publicidad

El artículo 3 de la Ley 34/1988, del 11 de noviembre, General de Publicidad, establece que es sexista «la publicidad que atente contra la dignidad de la persona o vulnere los valores y derechos reconocidos en la Constitución, especialmente a los que se refieren sus artículos 14, 18 y 20, apartado 4».

Aquí se incluyen los anuncios que presenten a las mujeres de forma vejatoria o discriminatoria, bien utilizando particular y directamente su cuerpo o partes del mismo como mero objeto desvinculado del producto que se pretende promocionar, bien con su imagen asociada a comportamientos estereotipados», entre otras.

Compartir el artículo

stats