Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud aprobará «en días» el nuevo catálogo de prótesis subvencionadas

El Ib-Salut asegura que no tardará más de diez días

Una de las afectadas por la demora del catálogo de prótesis de Salud. Juan A. Riera

Entre seis y diez días. Es lo que el Servei Balear de Salut asegura que tardará en aprobar el nuevo catálogo de prótesis externas, un trámite en el que acumula meses de retraso. Para desespero de personas amputadas o discapacitadas que necesitan que se publique este nuevo documento para poder acceder a prótesis subvencionadas actuales y que se adapten a sus necesidades.

Así lo anunció ayer a mediodía una portavoz del Ib-Salut, que confía en que no sea necesario esperar diez días sino que en apenas una semana esté aprobado.

Hace apenas dos días que varias asociaciones y una vecina de Vila denunciaron que no podían acceder a prótesis actualizadas subvencionadas porque este nuevo catálogo, que debería haber estado aprobado, como tarde, el pasado mes de julio, aún no estaba listo. Una situación que, denunciaban, la gran mayoría, sino todas, las demás comunidades ya habían solventado.

El anuncio de Salud llega dos días después de que este diario se hiciera eco de las críticas de los afectados. En un primer momento, el Govern afirmó que faltaba un trámite administrativo y que su intención era que pudiera estar listo el catálogo en breve, aunque no se aventuraba a facilitar un plazo. Tampoco daba muchas más explicaciones cuando se insistía en preguntar a qué se debía la demora. Ayer, finalmente, desde el departamento de prestaciones garantizaban que el nuevo catálogo estará en vigor en un máximo de diez días.

Los afectados criticaban la lentitud del Govern balear en cumplimentar este trámite, algo que estaba afectando a su día a día. Muchos de quienes habían tenido revisiones en los últimos meses y que deberían haber cambiado ya sus prótesis no lo habían hecho, a la espera de poder acceder a material protésico adecuado y subvencionado. Un trámite que esperaban como agua de mayo, ya que, insistían, cuesta mucho que se cambie el catálogo, algo que depende del Gobierno central y que luego deben detallar las comunidades.

La diferencia, para muchos de ellos, supone contar con un pie que se adapta a los desniveles que pueda haber en la acera o, por contra, seguir con uno «moñeco», como definía con ironía una amputada de Ibiza, con el que el más mínimo desnivel supone un riesgo de caída.

Compartir el artículo

stats