50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Enferma de cáncer en Ibiza: «Llevo trece meses esperando la valoración para la discapacidad»

Varias afectadas por el retraso en Ibiza piden ayuda al Defensor del Pueblo

Interior del centro base del IBAS en Eivissa. Vicent Marí

En agosto del año pasado, una mujer, diagnosticada de cáncer de mama metastásico, presentó en el centro base del Institut Balear d’Afers Socials (IBAS) de Ibiza la solicitud y toda la documentación para su valoración de la discapacidad. Trece meses después, más de un año después, sigue esperando que la vean. «Al mazazo de la enfermedad se suma el mazazo burocrático y económico», denuncia esta mujer, que recuerda que sin el reconocimiento de la discapacidad no puede acceder a ninguna de las ayudas o beneficios previstos por las administraciones para las personas con alguna limitación. Ahora mismo, por ejemplo, podría tener un descuento en la factura de la luz. «Con lo que está subiendo sería una gran ayuda», indica.

Todo esto, recalca, es especialmente grave en este momento, ya que al diagnosticarle la enfermedad le dieron la baja absoluta y no puede trabajar. «Estoy cobrando una ayuda, pero no es comparable con el sueldo que tenía antes», señala la mujer, que antes de la enfermedad trabajaba de cara al público. «Mañana y tarde. Y me encantaba. No paraba», explica esta mujer, que señala que cuando ha pedido cuentas sobre el retraso, le han explicado que el problema es que no cuentan con un médico que se encargue de las valoraciones. «Hasta el mes de julio había uno que se encargaba de hacerlas, a través de videollamada, para los usuarios de Menorca y de Ibiza. Pero se marchó y no han contratado otro», explica esta mujer, a la que en este año largo la única persona que la ha visto es la trabajadora social. «Para ir avanzando, me dijeron. Y eso fue hace una semana», comenta la afectada, cuya situación no es única.

De hecho, varios de los afectados por esta demora, que califican de «inaceptable», han remitido cartas al Defensor del Pueblo para que les ayude. En una de ellas, otra afectada por el retraso y que también sufre un cáncer denuncia que ya en abril del año pasado alertó «de la inexistencia de médico alguno adscrito al centro» de Ibiza, por lo que los reconocimientos médicos que le hicieron no fueron presenciales: «Se hacen en Mallorca a través de información médica extraída por diferentes vías», detalla en su escrito al Defensor del pueblo.

«Prácticamente un año y medio después la situación no sólo no ha mejorado, sino que ha empeorado notablemente. A día de hoy hay personas que llevan trece meses esperando a ser valoradas para poder obtener la discapacidad», continúa esta afectada, que en esta segunda denuncia no habla únicamente de su caso sino también del que están sufriendo otras conocidas. La usuaria detalla todos los perjuicios que están sufriendo por esta demora de más de un año. En la carta, detalla que sin el reconocimiento de la discapacidad no pueden solicitar una adaptación de su puesto de trabajo ni acceder a subvenciones para tratamientos de rehabilitación, adaptaciones en sus hogares y material de apoyo y accesibilidad. Tampoco pueden disfrutar de los puntos extras en la baremación para el acceso de sus hijos menores a colegios, institutos o escuelas de verano, continúa en la denuncia presentada al Defensor del Pueblo, en la que también menciona «los beneficios fiscales, tarjetas de estacionamiento para personas con movilidad reducida y un largo etcétera».

«Esta situación empieza a ser insostenible y nadie hace nada para remediarlo», denuncia esta afectada, que recuerda a este organismo que en su respuesta a la anterior reclamación se comprometía a iniciar actuaciones «con la finalidad de conocer los planes para la vuelta a la normalidad, para la realización de reconocimientos médicos presenciales en Ibiza y fuera de Ibiza». Algo que, lamenta, no haya dado frutos: «La ciudadanía ibicenca sigue esperando una solución a este tema».

Con el retraso que están sufriendo, estas mujeres confían en no tener que revisar de forma constante su discapacidad. «Lo mío es crónico, metastásico», justifica una de ellas. De hecho, hace apenas unos meses otra mujer denunció públicamente los problemas que estaba sufriendo por la demora en la revisión, motivo por el que se había quedado sin beneficios y compensaciones a las que tiene derecho.

«Todo esto te afecta. Estás enferma, hay días en los que no puedes ni moverte de la cama y te tratan así», denuncia. «Estás sentenciada por la enfermedad que sufres, no deberías tener que estar preocupándote de un trámite como éste», concluye.

Imposible contratar médicos

El director de Atención a la Dependencia de la conselleria balear de Bienestar Social, Gregorio Molina, reconoció ayer la demora que sufren las valoraciones de discapacidad en las islas. Molina recalcó que no se trata de un problema únicamente de Eivissa sino que afecta a todas las islas. El director explicó que el origen del problema se encuentra en que los únicos profesionales que pueden hacer las valoraciones, según una normativa estatal, son médicos. «No hay médicos en todo el Estado, menos aún en Balears y en Eivissa es todavía más complicado», apuntó Molina, que señaló que, además, en general los médicos prefieren dedicarse a la labor asistencial que a una tarea administrativa como son las valoraciones. 

El director de Atención a la diversidad explicó que ahora mismo no hay médico porque en julio se marchó el que había y no se ha conseguido cubrir la plaza con las ofertas que se han hecho. Varios médicos se interesaron por las plazas, pero finalmente las rechazaron. De la misma manera, el Govern ha hecho ofertas a empresas de las islas que se dedican a revisiones médicas para que se encarguen de estas valoraciones a la discapacidad, sin éxito. «Ninguna quiere encargarse de esta labor», lamentó el director.

Como el problema es común a muchas comunidades, éstas han pedido al Gobierno que no sólo los médicos puedan encargarse de esta valoración, sino que puedan hacerlas otros profesionales sanitarios, lo que «facilitaría su contratación». En Bienestar Social confían en que el real decreto con esta nueva normativa se publique «en días». Para avanzar en la solución, desde el Govern ya están trabajando en la revisión de la relación de los puestos de trabajo con el objetivo de que «antes de fin de año» se pueda iniciar ya la contratación de estos sanitarios para que se ocupen de las valoraciones. A partir de ese momento, indica, la demora media se reducirá de forma rápida, como se demostró en Menorca hace un tiempo: «Había entre 12 y 14 meses de espera, se contrató al médico y en unos meses la demora estaba en 45 días, se puso al día».

Gregorio Molina pidió disculpas a los afectados y les recordó que en algunos casos se pueden pedir valoraciones de urgencia: cuando de ellas depende un puesto de trabajo, una plaza formativa o una subvención. «Siempre que la persona lo acredite».

Compartir el artículo

stats