El auditorio de Caló de s'Oli es escenario de un nuevo vertido de aguas fecales que están desembocando en el mar, según ha comprobado in situ Diario de Ibiza.

El agua residual ha comenzado a brotar sobre las 15.30 horas de una alcantarilla ubicada en el exterior de este espacio, tal y como puede apreciarse en las imágenes que acompañan estas líneas, y continúa sin solucionarse en estos momentos.

Desde el Ayuntamiento de Sant Josep han explicado que se trata de una avería en el bombeo de la depuradora, responsabilidad de la Agencia Balear del Agua (Abaqua), dependiente de la conselleria de Medio Ambiente del Govern balear.

13

Vertido de aguas fecales en el auditorio de Caló de s'Oli en Ibiza J.A. RIERA

La semana pasada la playa de Punta Xinxó, en Cala de Bou, tuvo que cerrarse durante varios días debido a otro vertido de fecales, provocado por la acumulación de toallitas higiénicas en la red de saneamiento municipal, según aseguró entonces el Ayuntamiento de Sant Josep.

El pasado 16 de abril la rotura de una vieja tubería de fibrocemento en la estación de bombeo de Punta Xinxó inundó de aguas fecales la plaza del auditorio de es Caló de s'Oli. La responsabilidad también fue entonces de la conselleria de Medio Ambiente. La bomba impulsa las aguas residuales de esta zona de la bahía de Portmany perteneciente a Sant Josep hacia la depuradora de Sant Antoni. En aquella ocasión, los operarios tuvieron que utilizar camiones para vaciar la estación de bombeo y la tubería. Un portavoz del Ayuntamiento de Sant Josep informó entonces de que esta institución había pedido a Abaqua la retirada del colector situado en el terreno donde se encuentra el auditorio para evitar vertidos en un lugar tan transitado y con tanta actividad turística. Medio Ambiente respondió que cuando se estaba construyendo el auditorio, se redactó un proyecto para que la empresa constructora sustituyera la problemática estación de bombeo, pero finalmente no se ejecutó.

Sin embargo, Medio Ambiente ha redactado otro proyecto más amplio para renovar la canalización que lleva las aguas residuales a la depuradora de Sant Antoni, y que prevé la sustitución de la canalización de fibrocemento de más de 40 años de antigüedad que atraviesa la avenida de Sant Agustí y cuyas roturas han provocado numerosos vertidos en la zona a lo largo de los últimos años, especialmente en verano, cuando aumenta la presión.

Ante la petición de Sant Josep, se incorporó otro proyecto complementario específico para trasladar la estación de bombeo de Punta Xinxó a otro lugar. La conselleria ha dado el visto bueno a este cambio de ubicación de la bomba, pero ha pedido al Ayuntamiento de Sant Josep que ponga a su disposición un terreno en el que ubicar la estación de bombeo. «Esta petición de terreno se está estudiando» por parte del Ayuntamiento, según explican las fuentes consultadas de Medio Ambiente.