Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

Las estancias hoteleras en septiembre superarán en un 4% las registradas en 2019

Durante toda la temporada han mejorado las reservas que hubo antes de que comenzara la pandemia: un 19,6% en abril, un 7,5% en mayo, un 0,6% en junio, un 4,2% en julio y un 1,2% en agosto

Un par de turistas aguardan en el aeropuerto de Eivissa. | TONI ESCOBAR

La temporada turística emprende su etapa final con el aliciente de que está a punto de recuperar todo el terreno perdido durante la crisis sanitaria. Según los datos suministrados por José María Ramón, CEO de Neobookings (el motor de reservas que controla la mayoría de las camas hoteleras de las Pitiusas), en lo que queda de septiembre (dos semanas) «como mínimo se igualará y seguramente se superarán entre un 3% y un 4% los datos de ocupación del año 2019», antes de que se extendiera la pandemia de covid por todo el mundo.

A día de ayer, las reservas aún estaban un 1,64% por debajo de las de hace tres años, un buen dato que Ramón está seguro de que mejorará durante los próximos días porque este año las reservas se están haciendo con muy poca antelación: «Aún hay tiempo», afirma. Hay que tener en cuenta que el 45% de las ventas de la última semana se efectuaron con una antelación de entre uno y 14 días.

Durante la última semana, se han computado también reservas para el mes de octubre, que, no obstante, aún son un 28,7% inferiores a las que hubo en 2019. También ya hay ventas para 2023, principalmente para los meses de junio, julio, mayo y agosto, por este orden. Incluso para septiembre y abril: «Suelen ser británicos», detalla Ramón cuando se le pregunta por ello, si bien matiza que otros años había más. Los ingleses son los reyes de la anticipación, más en un contexto de inflación como el que se les viene encima en su país: hasta el 18% (una barbaridad) en los próximos tres meses.

Hasta ahora, cada mes han mejorado (a veces ligeramente, otras sustancialmente) las reservas en relación a 2019. Así, en abril se superaron en un 19,67% las estancias que hubo hace tres años; en mayo, en un 7,54%; en junio, en un 0,62%; en julio, en un 4,22%, y en agosto, en un 1,2%.

Quienes viajan este mes permanecen en las Pitiusas una media de 4,2 días, tiempo similar al de 2021 (4,3) y al de 2019 (4,2). Mejora, eso sí, la estancia media que de momento hay para octubre: 4,1 días, superior a las de hace tres años (3,7) y hace uno (3,6).

Los turistas que llegan en esta época pagan más por dormir en alojamientos de Ibiza y Formentera: de media, 125,4 euros, 24 euros más que en 2021

decoration

Y encima, los turistas que llegan en esta época pagan más por dormir en alojamientos de Ibiza y Formentera: de media, 125,4 euros, 24 euros más que en 2021 (que ya fue un récord), y 34 euros más (un 37% más) que en 2019. Para octubre, los hoteleros que han decidido mantener sus alojamientos abiertos se deben estar frotando las manos: de media, las tarifas ascienden a 92,7 euros por noche, 12,6 euros más que 12 meses antes y 34 euros más (58% más) que antes de la pandemia. Ha sido la tónica de esta temporada, en la que cada mes se han superado las tarifas más altas registradas otros años: 143,6 euros en agosto; 142,7 euros en julio; 118 en junio... Un año de récord.

Hasta septiembre, la mayor parte de las estancias (33,95%) fueron de entre cuatro y seis días, casi cinco puntos porcentuales más que en 2018 y casi dos puntos más que en 2019. Han superado a las de dos a tres días, que fueron mayoritarias en 2018 (30,52%) y que estuvieron a la par en 2019 (31,87%). Sólo se han contabilizado un 13% de estancias de un día (14,36% hace tres años, una importante mejora, pues) y un 16,4% de entre siete y 10 noches (17,6% en 2019 y un 20,4% en 2018). Las estancias por más de 10 días no han pasado del 4,1% del total.

Mercados que vuelven a su cauce

La mayor parte de los turistas (32,8%) siguen alojándose en los hoteles de tres estrellas, que son mayoría, pero poco a poco pierden cuota en detrimento de los de cuatro estrellas (19,7%). Así, durante todo este verano se han registrado, respecto a 2019, aumentos importantes en las noches reservadas en alojamientos de cuatro estrellas (+68% en abril, +17,5% en mayo, +28,8% en junio, +31% en julio, +16,7% en agosto, +18% en septiembre), mientras los de tres estrellas experimentaron mejoras en mayo (+27%), junio (+7,6%) y julio (+9%) y caídas en agosto (-6%) y septiembre (-8,4%).

Las estadísticas que maneja Neobookings también revelan cómo los mercados emisores han vuelto a su cauce tras la pandemia. Los españoles, que llegaron a suponer el 35% de los clientes en 2020 y el 25,68% en 2021, han regresado a cifras normales (14,3%), eso sí, mejorando la de 2019 (12%). Los italianos, igual: se han recuperado hasta el 10,5%, casi como hace tres estíos, tras el susto de 2020 (7,5%) y de 2021 (8,57%). Los neerlandeses (4,3%) también vuelven a su sitio (4,2% en 2019), desde el 8,5% de hace un año.

Compartir el artículo

stats