Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El presidente de la federación del taxi de Ibiza se opone a la propuesta del Consell de dar licencias insulares

Aprueba que la gestión del GPS sea pública

Cola de personas en la parada de taxis del aeropuerto de Eivissa. | VICENT MARÍ

El presidente de la Federación Insular del Taxi de la Isla de Ibiza (Fitie), Antoni Riera, que también está al frente de la asociación de taxistas de Sant Josep, se posiciona en contra de la propuesta en la que trabaja el Consell de Ibiza para implantar una licencia insular. «A bote pronto no nos parece bien. Va en contra de lo que pensamos que es mejor para el servicio», indica Riera

Reacio a que los taxistas pierdan la prioridad del servicio en su municipio, Riera defiende un modelo de «área de prestación conjunta que englobe a todos los ayuntamientos pero sin taxi insular», señala Riera. Hay que tener en cuenta que Riera apoya también los intereses de los taxistas de Sant Josep, que tienen preferencia en el aeropuerto.

«¿Quién garantizaría servicios en determinadas zonas?», cuestiona, al tiempo que señala que, por ejemplo, para el áera de Sant Joan ya están los taxis con licencia de ese municipio. «Establecer servicios de guardia es una manera de complicarse la vida. Que los taxistas de cada municipio sean responsables de su zona», defiende.

Riera sí reclama la aprobación de un reglamento insular, pero sin restar competencias a los ayuntamientos. «Se ha aprobado una nueva orden insular de carga y descarga deprisa y corriendo, pero no un reglamento que regule la forma de trabajar con un régimen de sanciones», critica.

Así, Riera defiende que el sector del taxi en Ibiza funcione como un área de prestación conjunta, «igual que ahora [sin que los ayuntamientos cedan sus competencias al Consell], compartiendo zonas y servicio de GPS», pero «con una normativa y un reglamento que sancione a todos por igual. Queremos un marco legal que mejore el actual», reivindica.

Gestión pública del GPS

Sobre la propuesta de que la gestión del GPS sea pública, el presidente de la Fitie asegura estar «encantado» con esta posibilidad. Es más, Riera recuerda que los propios taxistas se hacen cargo del GPS porque «nadie lo hacía, al igual que antes con el radio taxi».

En cuanto a la nueva orden insular de carga y descarga, Riera afirma que se ha cumplido lo que ya vaticinó: «Que en temporada alta, en la cual hay mucho trabajo, no habría problema alguno, porque ya trabajábamos así», indica, en referencia a la eliminación de la preferencia en las paradas para los taxistas del municipio en el caso de que haya una cola de clientes. «El problema se produce cuando no hay tanto trabajo. Esto provocó que hubiera conflictos, y al final de la temporada también los habrá».

Por su parte, la asociación de taxistas de Santa Eulària, también integrada en la Fitie, defiende la constitución de «un área de prestación conjunta», pero con un ente supramunicipal, que «no implica la exclusión de los ayuntamientos», que gestione el servicio del taxi en toda la isla. Por ello, Antoni Roig, directivo de esta asociación, considera que el vicepresidente segundo del Consell, Javier Torres, tiene que «explicar bien» cuál es su propuesta, porque el anuncio de un nuevo reglamento insular y la concesión de licencias insulares, resulta «desconcertante y confunde al sector».

Al ser preguntado sobre si se deben eliminar la preferencia de los taxistas de cada municipio, Roig asegura que «primero se debe crear el área de prestación conjunta y después definir cómo se regula». «Se trata de que todos los taxistas juguemos con las mismas condiciones y ofrecer un servicio mucho mejor que el que se presta dadas las circunstancias», subraya, al tiempo que entona el «mea culpa» y lamenta «el perjuicio que se pueda causar por la falta de servicio puntual».

Compartir el artículo

stats