Fiestas de Ibiza: Amor por la tradición en Sant Agustí

La localidad celebra su patrón con un ambiente lleno de ilusión y cultura para conmemorar «el día grande»

María Parejo Ribas

María Parejo Ribas

El olor a barbacoa y un centenar de vecinos reunidos en la plaza era la señal que anunciaba que ayer era el día grande de las fiestas de Sant Agustí. A las 19 horas sonaron las campanas que daban el aviso de que la misa iba a empezar de la mano del obispo de Ibiza y Formentera, Vicent Ribas. Todos los presentes entraron en la iglesia, que aunque su capacidad fuese reducida, no impidió al público escuchar la eucaristía desde fuera. Vicent Ribas profesó versos de Sant Agustí y en algunos momentos estuvo acompañado por el tambó y la flaúta que hacían sonar los sonadors de la Colla des Vedrà, llena de gente joven que continúa la tradición y el canto del coro Sant Agustí.

Aunque la misa era parte de este día, algunos prefirieron quedarse en la plaza del pueblo para tomar una bebida con la puesta de sol de fondo. «Soy de Sant Josep, aunque es la primera vez que vengo a estas fiestas y hacía tiempo que no iba a una celebración de pueblo», afirmó Cati Costa. «Pasaremos un ratito en los conciertos», añadió mientras esperaba a que terminase la eucaristía. «Somos de Lleida y es la primera vez que venimos. Nos hemos acercado porque somos los padres de uno de los músicos que actuarán hoy y, con esta excusa, hemos venido a conocer la isla», explicó Anna Alòs.

Amor por la tradición en Sant Agustí | FOTOS DE IRENE VILÀ CAPAFONS

Amor por la tradición en Sant Agustí | FOTOS DE IRENE VILÀ CAPAFONS / María Parejo Ribas

A las 20 horas empezó la procesión, que recorrió una parte del pueblo, en la que algunos integrantes de la Colla des Vedrà llevaron el santo principal, acompañados de voluntarios y tras ellos algunos cargos institucionales de la isla, junto al párroco y el obispo. La festividad terminó con el ball pagès y el reparto de bunyols para luego continuar con los conciertos programados. La emoción de poder vivir las fiestas estuvo presente en todo momento y, como afirmó el alcalde, Ángel Luís Guerrero, «hoy es el día grande y toca disfrutarlo».

Suscríbete para seguir leyendo