Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un juez de Ibiza analiza la investigación contra el acusado de un delito medioambiental en Porroig

El investigado ha sido ya condenado por amenazar a una concejala y Sant Josep está pendiente de una orden municipal para limpiar un solar de su propiedad donde almacena toneladas de residuos contaminantes

Captura de un vídeo de Salvem sa Badia en la que se ve al investigado gestionando un fondeo. D.I.

El juzgado de Instrucción Número 2 de Ibiza, en funciones de guardia, recibió este miércoles la documentación que se deriva de la investigación que ha llevado a cabo durante las dos últimas semanas el Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) contra el acusado de gestionar los fondeos ilegales que ha instalado en Porroig, Evaristo S.C., ya condenado por amenazas. Está acusado de un presunto delito contra el medio ambiente por esta actividad. La Guardia Civil confirmó a Diario de Ibiza el envío al juez de su investigación a última hora de ese mismo miércoles.

Será el juez quien a partir de ahora decida qué pasos se dan para intentar acabar con esta actividad irregular, que al parecer está dañando la pradera de posidonia de la zona, una planta protegida por su vital importancia para la salud del medio marino.

La instalación de grandes bloques como soporte para los muertos de los fondeos sobre esta planta, y el cobro sin tener el permiso correspondiente por su uso, ha llevado a la Guardia Civil a investigar a este hombre, que no ha llegado a estar detenido.

Una vez analizada toda la documentación que han generado las pesquisas de los agentes del Seprona, el juez puede solicitar que se amplíe, llamar a declarar al sospechoso e incluso ordenar su detención. Pero todo ello dependerá del análisis judicial de la investigación.

Condenado por amenazas

Evaristo S.C. es también el propietario de la finca de Cala Tarida en la que acumula toneladas de residuos contaminantes, cuya actividad ha provocado la apertura de un expediente por parte del Ayuntamiento de Sant Josep, que está pendiente de una orden judicial para poder entrar en este solar para proceder a la retirada del material de manera subsidiaria.

En septiembre del año pasado fue condenado por amenazar a la concejala de Medio Ambiente de Sant Josep, Mónica Fernández, con una multa de unos ocho euros diarios durante un mes. «Sale muy barato», lamentó entonces Fernández a Diario de Ibiza.

La sentencia respondía a los improperios que lanzó Evaristo S.C. contra la regidora y dos funcionarios municipales cuando en mayo de 2021 le entregaron la notificación de que se le abría un nuevo expediente por sus infracciones.

Llegó a exclamar que «Sant Josep está lleno de bosques y la maleza es un gran combustible», recordaba Fernández.

El pasado 2 junio, Evaristo S.C. volvía a ser denunciado por amenazar de muerte a miembros de la plataforma proteccionista Maltesa de Mar. Estos activistas estaban en Porroig para comprobar la evolución del fondo marino tras la retirada de 91 estructuras ilegales para el fondeo por parte del Ayuntamiento.

Después de varias inmersiones, y cuando se encontraban en el agua (sin utilizar equipos profesionales, sólo con gafas de buceo y un tubo para respirar), dos de los denunciantes, uno de ellos biólogo marino, vieron cómo se les aproximaba «una embarcación pequeña manejada por un varón de unos 40 ó 50 años», según relataron entonces a Diario de Ibiza.

«Te mato y no pasa nada»

El patrón de esta lancha, Evaristo S.C., sin apagar el motor a pesar de estar a escasos metros de los dos bañistas, les increpó y les preguntó «qué estaban haciendo en el lugar», según se indica en la denuncia, interpuesta el pasado 2 de junio. Además, les dijo que «no podían estar allí, que él se encargaba de controlar aquella zona».

En la denuncia que interpusieron ante la Guardia Civil, añadieron que al abandonar la zona, «les sigue muy de cerca y les intimida con frases similares a: ‘no quiero volver a veros por aquí, tengo seguro, así que te paso por encima [con la lancha], te mato y no pasa nada’».

A mediados del pasado mes de junio volvió a actuar, como acostumbra, con una actitud amenazante. En esa ocasión contra los buceadores de Protección Civil que intentaban retirar parte de estos muertos de la bahía. Mientras trabajaban estos voluntarios, intentó boicotearles navegando cerca de ellos con una embarcación a motor e intimidándoles de manera reiterada. Así lo explicó entonces la Policía Local de Sant Josep en sus redes sociales.

Este episodio se saldó con una sanción administrativa municipal que contempla multas de entre 60 y 30.000 euros.

El pasado fin de semana, unos vídeos colgados en su web por Salvem sa Badia demostraban que este individuo sigue gestionando los puntos de fondeo ilegales en Porroig. A pesar de todos y de todo.

Compartir el artículo

stats