Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las constructoras se preparan para un descenso del número de obras de cara a 2023

La patronal prevé que la incertidumbre económica y la contracción del sector inmobiliario se note en el curso que viene | Confía en que la crisis tendrá menos impacto en las Pitiusas a causa del mercado del lujo

Un trabajador de la construcción en el andamio de una obra en Ibiza. J. A. RIERA

Las empresas de construcción de Ibiza se están preparando ya para un cambio de tendencia en su sector a causa de la contracción económica que se anuncia para este otoño y al alza de los tipos de interés. No obstante, se muestran confiados en que esta crisis repercutirá menos en las Pitiusas que en otros lugares y aseguran que, al menos hasta mediados de 2023, el volumen de trabajo está asegurado.

Imagen de archivo de unas obras en el barrio de es Viver. | VICENT MARÍ

Es lo que ha asegurado a Diario de Ibiza Consuelo Antúnez, presidenta de la Asociación de Construcción y Derivados de Ibiza y Formentera de la Pimeef. «Para finales de 2022 y los primeros meses del año que viene nosotros estaremos trabajando con los proyectos que se han visado durante este primer semestre, con lo que la actividad está asegurada», ha señalado la portavoz de los constructores ibicencos.

Durante el primer semestre de este año, según datos que facilitó el Colegio Oficial de Arquitectos de las Illes Balears (Coaib), se dio el visto bueno a 287 obras en Ibiza y Formentera, un 9% más que en 2021 y aproximadamente la misma cantidad que en 2019, aunque muy lejos de la cifra de 598 obras visadas en el año 2015, momento del máximo paroxismo de la burbuja inmobiliaria.

Sin embargo, estas empresas ya se están empezando a preparar para un frenazo en el volumen de trabajo y auguran un cambio de tendencia: «La gente está reticente a empezar obras, hay una incertidumbre bastante grande. Influye la subida de los precios y también el ambiente general que se respira», señala Antúnez. La portavoz explica también que en el último año el coste de las obras se ha incrementado en un 20%: «Han subido los suministros, ha faltado material, se han encarecido los transportes. Son factores que afectan la decisión de encargar una obra».

Estos elementos, que en otras circunstancias hubieran supuesto un duro varapalo para el sector, están teniendo una menor incidencia a causa de la particularidad del sector de la construcción en Ibiza, en el que los proyectos de mansiones son los que están tirando del carro: «Es evidente que a las personas con un gran poder adquisitivo, estas circunstancias les afectan menos», razona Antúnez, «si te puedes gastar tres millones de euros en construirte una casa, entonces estos sobrecostes te resultan asumibles ya que el dinero no es problema».

Suben las cuotas anuales de las hipotecas

La decisión del Banco Central Europeo (BCE) de subir los tipos de interés para atajar la escalada de precios afecta directamente a la compra de la vivienda y, de rebote, supone también un frenazo a la construcción, ya que al complicar la adquisición de pisos, a priori, debería empujar el precio a la baja. Así, según la Asociación Hipotecaria Española (AHE) esta subida encarecerá unos 750 euros las cuotas anuales de las hipotecas. Lograr un préstamo hipotecario será también más complicado, ya que esta subida de tipos de interés impactará en el euríbor y el coste de los préstamos ligados a este indicador. Otra cosa es saber si esto sucederá también en las Pitiusas, que tienen un ecosistema inmobiliario propio.

Compartir el artículo

stats