Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una trabajadora denuncia al Consell de Ibiza al no «facilitarle» la conciliación familiar

El juicio se celebrará a principios del próximo mes de septiembre y desde la institución aseguran que «se acatará lo que diga la justicia»

Imagen de la fachada del Consell de Eivissa. | V. M.

«Es curioso. Financian un corto sobre la conciliación familiar [‘Ellas’] y se sacan la foto de rigor, pero luego son ellos quienes imposibilitan esa conciliación». Lo dice María (nombre ficticio), trabajadora interina del Consell de Ibiza. Hasta este año, trabajaba en el Hospital Residencia Asistida de Cas Serres, de lunes a viernes, en turno de mañana. «Pero estaba cubriendo una excedencia, así que cuando se acabó me ofrecieron una mejora de contrato con mi plaza de interina en el Centro de Menores», explica.

La propuesta, a bote pronto, era buena, pero María avisó de que estaba embarazada de casi ocho meses, por lo que ya no podía ejercer en ese momento al estar en periodo de riesgo. «Me dijeron que no pasaba nada, pero que cuando me incorporara a mi nuevo puesto tendría que hacer horario rotativo: mañanas, tardes y noches. ¿Cómo voy a trabajar por las noches con un bebé recién nacido?», les preguntó. «Si lo rechazas, te quedas fuera», indica que le dijeron desde el departamento de Recursos Humanos.

Finalmente, María aceptó el contrato; no sin antes dejar clara la posibilidad de cambiar el turno. «Me aseguraron que, cuando empezara, me arreglarían en el propio centro los turnos y que no habría problema», relata. Así que firmó porque, de lo contrario, «me quedaba en la calle».

Sin respuesta

En enero dio a luz a su primer hijo y se cogió los cuatro meses de baja que le correspondían y el de mayo por lactancia. «En abril llamé a Recursos para preguntar con quién tenía que hablar para que me arreglaran los turnos a partir de junio, que es cuando empezaba a trabajar», subraya. Así cada semana, hasta que se agotaban los días para reincorporarse. «Al final mandaba un email cada día, los tengo todos guardados, pero nadie me respondía», cuenta.

«Me dijeron que tenían que adaptarme el horario de manera que pudiera conciliarlo con mi papel como madre»

decoration

Así que acudió a un sindicato a contar su caso. «Me dijeron que tenían que adaptarme el horario de manera que pudiera conciliarlo con mi papel como madre», explica. En ese momento, hizo un registro de entrada en el Consell de Ibiza reiterando la solicitud. «Pedí que, en base al Estatuto de Trabajadores, me adaptaran la jornada por conciliación familiar». Eso fue el 18 de mayo. A partir de ahí, pasan dos semanas y «no recibo ninguna respuesta, así que llamo al Consell y me coge una administrativa, que me confirma que el registro está hecho, pero que ella no sabe nada de este asunto y que pasará el recado para que me llamen», apunta María.

«Pasa una semana más y sigo sin saber nada. En ese momento queda solo una semana para reincorporarme y, por tanto, para negociar mis turnos. Les llamo y me vuelven a decir que no saben nada, así que me presento allí. Me dicen que no me pueden atender y que me llamarán después», sostiene. Esa llamada no llega, así que María intenta contactar, de nuevo, con Recursos Humanos el último día antes de reincorporarse al trabajo.

Ante la falta de noticias por parte del Consell, «mi abogado del sindicato tramitó una denuncia, a través del Tamib, para que el juez viese que habíamos querido negociar de forma amistosa y nos cita el 1 de agosto, pero no se presenta nadie», por lo que ambas partes (Consell y afectada) irán a juicio el próximo 7 de septiembre.

Desde el área de Recursos Humanos del Consell de Ibiza explican que se trata de un asunto judicializado, por lo que «se acudirá al tribunal y se acatará aquello que corresponda»

decoration

Por su parte, desde el área de Recursos Humanos del Consell de Ibiza explican que se trata de un asunto judicializado, por lo que «se acudirá al tribunal y se acatará aquello que corresponda». En este sentido, fuentes de la institución recuerdan que el criterio del Consell en casos laborales es no ir al Tamib, sino «acudir directamente a la justicia».

Día a día

María explica que cuando se incorporó a su puesto en el Centro de Menores se encontró con la sorpresa de que, nada más empezar, tenía horario nocturno. «Pedí, por lo menos, que me dieran un poco de margen», cuenta. «Me dijeron que lo cambiara con un compañero, que me lo haría por hacerme un favor», añade.

Tiene una reducción de jornada, por la que hace 30 horas semanales, pero al tener que ir en horario nocturno, María pidió unas semanas libres aprovechando que aún tenía días de vacaciones acumulados. «Y al llegar en julio de nuevo tenía noches que, por suerte, me cambió una compañera. Aún así, estuve de tardes, saliendo a las 11 de la noche y con un bebé en casa», lamenta.

Cortometraje

La denunciante recuerda que el Consell de Ibiza, junto con el Ayuntamiento de Santa Eulària, apoyó económicamente el rodaje del cortometraje ‘Ellas’, cuyo fin no es otro que dar «visibilidad y normalizar» la figura de la mujer embarazada, el mobbing que sufren en algunos trabajos y la necesidad de apostar por una conciliación familiar real, según explicaron las actrices del corto, Ana Vide y Bárbara Hermosilla en su día.

Un informe sobre mobbing maternal elaborado por la plataforma Women of the World (elaborado a partir de 768 encuestas online), dice que «un 63% de las españolas han sufrido discriminación laboral por razón de su maternidad, un porcentaje que se eleva hasta el 89% en el caso de las funcionarias».

Compartir el artículo

stats