Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Encuentran una araña toro en una piscina de Ibiza

Expertos aseguran que se trata de uno de los arácnidos más grandes de Europa, típico del sur de España y que seguramente ha llegado en un olivo

Encuentran una enorme araña toro en Ibiza

Encuentran una enorme araña toro en Ibiza

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Ibiza o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Encuentran una enorme araña toro en Ibiza Marta Torres Molina

Una tarántula. Es lo que la madre de Eloy Arostegui pensó que había en el safareig que utilizan como piscina en su casa de Sant Carles. Fue hace unas dos semanas, recuerda el joven, que explica que esa mañana le despertaron los gritos de su madre al toparse con el inesperado arácnido.

«Pensé que estaba exagerando, pero cuando vi la araña me sorprendió el tamaño», explica el joven, que sacó al animal del agua antes de rociarlo con varios chorros de un antiinsectos que tenían en casa. «Costó matarla», afirma. Entonces Eloy, que ha acabado un grado medio de Farmacia y este septiembre empezará en el grado superior de estos mismos estudios, decidió hacerle una foto al animal y enviársela a uno de sus profesores.

Éste, a su vez, la compartió en un grupo de whatsapp de botánicos y aficionados a la botánica para ver si alguien sabía identificarla. «Néstor Torres la envió a su vez a otros grupos de profesionales que conoce y que son más expertos en fauna. Nosotros de plantas sí sabemos, pero de animales no tanto», comenta Miguel Vericad, agente forestal y ex conseller insular de Medio Ambiente, que forma parte de este grupo de aficionados a la flora.

Al poco, recibieron la respuesta de Guillem Xavier Pons Buades, profesor de la Universitat de les Illes Balears (UIB). «Una explicación científica», comenta Vericad. Según les explicó el experto tras ver la fotografía de Arostegui, el animal «parece» un ejemplar de Macrothele Calpeiana, conocida popularmente como araña toro o araña de los alcornocales. Pons detalló que se trata de una especie protegida en el sur de la Península Ibérica, donde vive y que, seguramente, haya llegado a la isla con algún olivo. Es decir, como las serpientes.

«Debería estar más controlado», afirma Vericad, que destaca que esta araña «es una de las más grandes de la fauna europea». Eso sí, no es venenosa. Veridad insiste en la importancia de establecer medidas de seguridad para evitar que lleguen a la isla especies extrañas que puedan afectar a la flora y la fauna autóctona. También para evitar que salgan. Afirma que no se trata de algo puntual. En este sentido, de hecho recuerda un ejemplo muy gráfico: «En los controles en el aeropuerto por la xylella, teniendo en cuenta que sólo se controlan un 2% del equipaje de mano, en una semana antes de Pascua se llenaron dos sacos con plantas que se llevaban los turistas, muchos de ellos jubilados en viajes del Imserso».

Eloy Arostegui asegura que a pesar del susto inicial en casa no temen volver a encontrarse con un ejemplar de araña toro. Especialmente tras saber que se trata de una especie no venenosa. «En el campo hay cosas peores», afirma el joven, que reconoce que, tras encontrarla, sintió mucha curiosidad por el animal. «Busqué información y me dijeron que estas arañas viven en los troncos de los árboles y que ahora en verano, con el calor, salen a buscar agua», indica el joven, explicación que cuadra con el hecho de que se la encontraran en la piscina. «Es un safareig, no lleva cloro», explica.

Compartir el artículo

stats