Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calor infernal en Ibiza y Formentera

Los 44,5ºC de Formentera suponen la temperatura más alta registrada jamás en todo el archipiélago balear

Dos mujeres pasan por detrás de un termómetro que marcaba 41 grados ayer en una calle de Sant Antoni. J.A. Riera

«Que alguien apague el horno», decía una mujer ayer al mediodía justo antes de entrar en su vehículo en el aparcamiento disuasorio junto a Diario de Ibiza. En ese momento una fuerte racha de viento elevaba una enorme nube de polvo que cubría por completo el primer cinturón de Vila y obligaba a los coches a reducir la marcha. Y es que el de ayer fue un día infernal en Ibiza y Formentera, en el que se batieron todos los récords de temperaturas en las diferentes estaciones medidoras.

Para colmo de colmos, las Pitiusas fueron la zona más caliente de Baleares -no en vano la Aemet activó la alerta roja por altas temperaturas únicamente en Ibiza y en Formentera-, en una jornada de por sí histórica en cuanto a registros climatológicos. Tanto fue así que Formentera alcanzó la mayor temperatura de todo el archipiélago desde que hay estadísticas. En la isla el mercurio ascendió hasta los 44,5ºC a las 13.40 horas, tres décimas más que la temperatura alcanzada por la localidad mallorquina de Muro el 3 de julio de 1994, según informó Aemet Balears en la red social Twitter.

El umbral de los 40ºC también se rebasó en tres de las cuatro estaciones de la agencia en la isla de Ibiza. Vila anotó una máxima de 41,8ºC (de nuevo, registro histórico propio) a las 13.10 horas, mientras que en Sant Joan los termómetros se situaron en los 41,7ºC, también según la cuenta de twitter de la Aemet, a las dos de la tarde. Sin embargo, conviene advertir de que, a tenor de los valores que recoge la propia agencia en su página web, la temperatura se situaba en aquel momento en Sant Joan en los 38,6ºC.

50

Récord de temperaturas en Ibiza y Formentera: las imágenes del día de más calor

Sea como fuere, lo cierto es que el calor fue inusual, de lo que da fe la información que proporciona la agencia en su web (más completa). Según esta, todas las estaciones de las Pitiusas reportaron su máxima temperatura en una hora punta a las 13 horas. En ese momento, Formentera (42,7ºC), Vila (40,6ºC), el aeropuerto de es Codolar (40,7ºC) y Sant Joan (40,6ºC) alcanzaron los 40 grados. El bochorno fue de tal magnitud que estos registros ensombrecieron los 37,8ºC de Sant Antoni, noticia en cualquier otra circunstancia.

Pero no hace falta acudir a los fríos datos para convencer a nadie de que ayer hizo mucho calor, que además se sentía de una forma particularmente asfixiante. Y si de sensaciones se trata, la sensación térmica en las Pitiusas podría haber superado los 45ºC, según advertía la Aemet por la mañana, en ciernes del inolvidable bochorno que se avecinaba a mediodía.

Se trató, sin embargo, de un calor más seco que el acostumbrado -a las 13 horas en Ibiza la humedad se establecía en el 18%-, y acompañado de viento. Mucho viento. Los hosteleros se apremiaron en recoger las sombrillas de sus locales, mientras que las rachas levantaban grandes nubes de polvo en los aparcamientos y descampados. Son las condiciones propicias para un incendio, con lo que Aemet mantuvo en nivel extremo o muy alto el riesgo de incendio forestal ayer en Mallorca y Ibiza. Asimismo, se prohibió hacer fuego en estas dos islas, restricción que se extiende hoy a todas las Baleares.

El calor remitirá paulatinamente en las próximas jornadas, con temperaturas en cualquier caso muy altas para hoy, que, estima la Aemet, oscilarán entre los 25 grados de mínima y los 35 de máxima. Aunque se prevé que se moderen hasta una máxima de 30 grados el jueves, ninguna madrugada descenderían de los 21 grados.

Compartir el artículo

stats