Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El armador del yate incendiado en Ibiza ya se ha hecho cargo del barco

Desde Salvamento Marítimo señalan que, muy probablemente, el barco será llevado a un puerto de la Península

Así ha quedado el yate de 25 millones de euros que se incendió en Ibiza

Así ha quedado el yate de 25 millones de euros que se incendió en Ibiza DI

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Ibiza o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Así ha quedado el yate de 25 millones de euros que se incendió en Ibiza Pablo Sanz Padilla

El propietario del ‘Aria SF’ ya se ha hecho cargo de lo que queda del yate de 45 metros de eslora que se incendió el pasado jueves en la costa de Cala Saona, en Formentera. Sobre las 19:30 de la tarde de este sábado abandonó la vigilancia del barco la ‘Guardamar Concepción Arenal’, la lancha de Salvamento Marítimo que se ha encargado del traslado y supervisión del 'Aria SF' hasta las costas de Ibiza. Los ocho tripulantes de esta embarcación sumaban en el momento de su marcha más de 48 horas de trabajo -relevos mediante- a sus espaldas desde que la tarde del jueves Salvamento recibiera un aviso por el incendio del lujoso yate.

Es ahora el armador -en esta ocasión, propietario del barco- y su aseguradora los que deben proteger y trasladar los restos del ‘Aria SF’, para lo cual han contratado a varios profesionales, explicó ayer Miguel Chicón, responsable de Salvamento Marítimo en Ibiza. Casi con toda probabilidad, apuntó Chicón, el barco será llevado hasta un puerto de la Península. El de Ibiza no dispone de astillero y no resultaría sencillo llevar a cabo el desguace de este gran barco.

El yate, custodiado por la ‘Guardamar Concepción Arenal’. toni escobar

La embarcación fondea ahora en un lugar más seguro. Los restos, explicó Chicón, han sido acercados a la costa, hacia es Cap Martinet, con el fin de proteger la infraestructura del embate de las olas causado por el tráfico marítimo. Sin embargo, sigue siendo una amenaza potencial para el medio marino, por lo que los profesionales a cargo del pecio deben mantener informado a Salvamento. Un equipo de buzos se encargaba ayer de comprobar el estado del casco, aunque, advertía Chicón, aún está muy caliente, lo que dificulta los trabajos. De hecho, los restos todavía humeaban este sábado y algunas embarcaciones de recreo se acercaron para verlos.

Compartir el artículo

stats