Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell de Ibiza ha multado con más de 200.000 euros a Casa Lola por su actividad ilegal

Se han abierto cinco expedientes contra este complejo por infracciones en ordenación turística

Un grupo de turistas abandona Casa Lola el pasado martes tras el desalojo previo a los trabajos de derribo. TONI ESCOBAR

El Consell de Ibiza ha abierto cinco expedientes sancionadores en los últimos años contra Casa Lola por llevar a cabo actividad de comercialización turística ilegal, que suman un total de 208.000 euros en sanciones, aunque solo se han cobrado 80.000 de momento. El Consell también ha ordenado la paralización de obras ilegales en Villa Rocío, otra mansión de la misma propietaria que Casa Lola, Paquita Sánchez Marsán.

El Consell ha detallado este jueves que, durante esta legislatura, se han abierto cuatro expedientes sancionadores contra Casa Lola en materia de ordenación turística, que suman sanciones por valor de 128.000 euros por publicidad, comercialización y obstrucción a las labores de inspección. La propiedad ha interpuesto tres recursos de alzada contra estos expedientes, que se han desestimado, por lo que deberá sumar los costes del proceso en el pago de la multa.

En la legislatura 2011-2015, el Consell abrió otro expediente sancionador, por una cuantía de 80.000 euros, que ya han sido cobrados.

Villa Rocío

Por otro lado, el Consell, que tiene las competencias de disciplina urbanística en suelo rústico protegido, también ordenó la paralización de unas obras ilegales detectadas en Villa Rocío, otro complejo turístico de Paquita Marsán que se encuentra en sa Caleta. Al igual que en Casa Lola, la propietaria ignoró la orden, por lo que la infracción se ha trasladado a Fiscalía por un presunto delito de Ordenación del Territorio.

El pasado, martes el Ayuntamiento de Sant Josep pudo entrar a Casa Lola con un amplio dispositivo policial, gracias a un auto judicial, para hacer cumplir la orden de derribo de los cerca de 2.000 metros cuadrados de obras ilegales en Casa Lola. A pesar de que los expedientes municipales finalizaron en 2011 y 2013, Paquita Sánchez ha esquivado a la Justicia con diferentes tretas durante todos estos años para seguir explotando el complejo turístico.

De hecho, el martes fueron desalojados 60 turistas que habían pagado para pasar sus vacaciones en Casa Lola, a pesar de que la propietaria tenía constancia de que iba a iniciarse la demolición. Antes estas infracciones, y al entender de que se había cometido un delito de estafa contra estos turistas, el Ayuntamiento de Sant Josep anunció que trasladaría todas las actas a Fiscalía.

Compartir el artículo

stats