Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hoteleros cargan contra Ibiza por la "inseguridad y suciedad" que ofrece la ciudad

Aseguran que han pedido tres reuniones formales con el Ayuntamiento, la primera en febrero, y no han recibido respuesta

Juanjo Riera, María Costa y Antonio Domenech en rueda de prensa Toni Escobar

Los hoteleros de la ciudad de Ibiza no pueden más. Aseguran que el estado que presenta el municipio influye de forma muy negativa en los clientes, que dejan «malas reseñas» en los portales de reservas. «La empresa privada está constantemente haciendo un esfuerzo muy grande en inversiones para mejorar los establecimientos, ¿por qué las instituciones públicas no hacen su parte?», ha criticado la presidenta de la asociación hotelera, María Costa.

Las quejas van dirigidas a lo de siempre: suciedad, inseguridad en las calles, falta de transporte y retraso en las concesiones de playas. «El cliente nos da buen 'feedback' de la estancia, pero también critica lo de fuera, que es lo que merma la calidad del lugar», añadió la presidenta. Por ello, ha explicado que han pedido hasta en tres ocasiones de manera formal, y otras tantas de palabra, reunirse con el Ayuntamiento de Ibiza para tratar estos asuntos, que dijeron afectan de igual manera a empresarios y residentes.

La primera petición fue en febrero, las últimas en junio y julio, «pero no hemos recibido respuesta», ha reiterado Costa. De hecho, el secretario de la asociación hotelera de Ibiza, Juanjo Riera, ha lamentado el cambio de actitud de la concejalía de Turismo durante este mandato. «En la anterior legislatura, con el mismo equipo de gobierno, teníamos reuniones mensuales con la concejala de Turismo, que estaba pendiente de las necesidades que había. Y es que no sabemos por qué, pero el 90% de los problemas de los hoteleros coinciden con los de los residentes. Ahora hemos notado un cambio total y un cambio de postura respecto al turismo, por lo que no entendemos que sean tan reticentes a reunirse con nosotros», ha subrayado.

Por su parte, Costa ha hablado de la importancia de buscar soluciones porque el sector hotelero es uno de los que «más puestos de trabajo genera».

Quejas

La principal queja se centra en la suciedad «generalizada» que presenta el municipio, concretamente en los meses fuertes de la temporada. «El servicio de limpieza es claramente insuficiente y hay que reforzarlo. Faltan papeleras y, las pocas que hay, están desbordadas a mitad del día», ha lamentado la presidenta.

Las críticas se centran, también, en la inseguridad que dicen sentir los ciudadanos y turistas en la ciudad. «La Policía Local no acude cuando se le llama y nos hacen saber que es por falta de efectivos. Esto ocurre independientemente de la hora y crea sensación total de impunidad, sobre todo en las playas y plazas», ha apuntado Costa, al tiempo que dijo que a esto se suma «el consumo de alcohol en la vía pública y el aumento de la criminalidad (robos y peleas)», por lo que ha exigido reforzar la vigilancia.

El retraso en las concesiones de playa tampoco gusta a los hoteleros. «Solo tenemos tres playas y hemos esperado al 4 de agosto para ver la de ses Figueretes dotada de servicios (hamacas, sombrillas y kayaks). La de Talamanca empezó el 30 de junio, dos meses tarde», ha lamentado Costa, sin olvidar que «aún queda posidonia muerta en la costa».

Quejas dirigidas también al sector del taxi, que califican de «locura» este año. «Los clientes están condenados a esperas infinitas. Hay quien pierde vuelos y reservas en restaurantes y lo peor es que luego no pueden volver a alojarse en el establecimiento porque ya no tenemos sitio. Es un servicio totalmente insuficiente y pedimos una mejora drástica, así como mejorar la circulación por la ciudad», ha indicado la presidenta de la patronal.

En cuanto a la lucha del Consistorio contra el intrusismo, al encargar un estudio para conocer la situación real del parque de viviendas, Costa ha subrayado que es «ineficaz». «Se han invertido 400.000 euros en el estudio, pero no sabemos qué estrategia y qué protocolo se sigue y deberían aclararlo», ha añadido.

En esta línea, se ha quejado de que, en barrios como el de ses Figueretes, cada vez haya más infraviviendas en bajos comerciales. «Hay que regular esta situación porque juega en contra de la imagen de la ciudad».

Paralelamente, los hoteleros piden regular la llegada de cruceros al puerto de Ibiza. «Apoyamos la visita de los cruceristas, pero hay que regular la llegada», ha explicado el vicepresidente Antonio Domenech.

«Hay que espaciarlos y no solo promover que lleguen en julio y agosto y pensar en que pueden ser un complemento a los meses de mayo, junio, septiembre y octubre», ha apuntado. Y es que, a su juicio, la ciudad no está preparada ni a nivel de accesos ni de comunicaciones, a lo que hay que sumar, dijo, la polución que comporta la llegada de estos buques.

Compartir el artículo

stats