Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fiestas de Ibiza: ¿Y si cambiamos de sitio a Guillem de Montgrí?

El obispo propone trasladar a la catedral la réplica del sepulcro del conquistador de las Pitiüses y reclama a Armengol la restauración de las vidrieras y contrafuertes del templo

50

Las imágenes del Día de Sant Ciriac en Ibiza.

La jornada matinal en honor a Sant Ciriac seguía el mismo guion que los últimos años, con un estricto protocolo institucional y limitada a un acto para autoridades de escasa vertiente popular. Sin embargo, aprovechando la numerosa presencia de políticos en primera fila de la catedral, el obispo, Vicent Ribas, les lanzó un envite con su espontánea afabilidad: trasladar la estatua de Guillem de Montgrí desde el mirador de la plaza España hasta el interior del templo.

De hecho, el sepulcro original del promotor de la conquista de Eivissa se encuentra dentro de una catedral, la de Girona, concretamente en el vestíbulo de entrada al claustro. La réplica a la que se rinde homenaje en Dalt Vila llegó en 1970 para conmemorar el séptimo centenario de la muerte de Montgrí, que promovió la conquista de las Pitiüses para la Corona de Aragón cuando era el arzobispo electo de Tarragona.

«No sería la primera vez que se cambia de sitio, porque al principio estaba junto al Convent [iglesia de Santo Domingo]», recordaba el obispo tras la misa. Su propuesta es más coherente con la ubicación real de la tumba de Montgrí, pero obedece principalmente a la degradación que sufre la escultura a la intemperie y por culpa del vandalismo: «Solo hay que verle la cara, está toda picada», lamentaba.

"No sería la primera vez que se cambia de sitio, porque al principio Guillem de Montgrí estaba junto al Convent"

decoration

En caso de no prosperar su petición, Ribas señaló que, al menos, habría que resguardar el monumento con una valla «para evitar que la imagen siga deteriorándose». «Pero Joan Marí Cardona ya propuso, un día de Sant Ciriac, que se trasladara a la catedral o a la plaza del Castillo, donde estaría más protegida», recordó.

Además de respetar la integridad de la escultura, su paso a la catedral implicaría un cambio significativo: la ofrenda floral a Guillem de Montgrí se celebraría a cubierto y ahorraría la sofocante espera bajo el sol.

La ofrenda

Los chascarrillos con las sufridas fechas de las fiestas patronales de Eivissa son recurrentes antes de la ofrenda floral, en el mirador de la plaza España. «Sí, mejor si las cambiamos a noviembre», bromeaba el representante de Pimeef Joan Riera, Juanito de Ca n’Alfredo, mientras llegaba acalorado y con la americana en mano.

De hecho, en los dos últimos años, esta ceremonia se ha avanzado a las diez y media de la mañana, antes de la misa de la catedral, para evitar el bochorno del mediodía. Como contrapartida, el concierto previo de la Banda Simfònica Ciutat d’Eivissa ayer quedó deslucido, en su nuevo emplazamiento, a causa de las trabajos de consolidación de es Revellí: los músicos quedaron encajonados entre las vallas protectoras de las obras, a sus espaldas, y frente al muro lateral del viejo ayuntamiento.

El público, unas 150 personas, quedaba a la izquierda de la banda, apretujado en la mitad de la plaza que quedaba a la sombra, sin posibilidad de gozar de una panorámica de la actuación. La banda cerró su repertorio con la marcha militar ‘Marines Heritage’, a la que siguieron las castanyoles y tambors de la colla de ball pagès que encabezó la comitiva hasta la réplica del sepulcro.

Visita de Armengol

Mientras que otros años era el alcalde de Eivissa, Rafa Ruiz, el que acompañaba al presidente del Consell en la ofrenda, ayer el protocolo cambió por la presencia de la presidenta del Govern, Francina Armengol, que sostuvo la corona de flores junto a Vicent Marí. El acto oficial continuó con la procesión hasta el rezo en la capilla de Sant Ciriac, donde se colaron las tropas cristianas en 1235, para reemprender la marcha hasta la misa de fiesta en la catedral.

Mientras, una cuarentena de personas quedaba en el monumento a Guillem de Montgrí para el acto alternativo de Esquerra Republicana de Catalunya. El presidente de esta formación en Eivissa y Formentera, Josep Antoni Prats, reivindicó la pertenencia de las Pitiüses a los «Països Catalans» y dedicó un saludo especial a los asistentes procedentes de «Valencia, Mallorca y el Principat».

La restauración de las vidrieras y los contrafuertes de la catedral quedó congelada por la crisis del covid

decoration

Al concluir la misa en la catedral, solemnizada con la Coral Amics de sa Música, Vicent Ribas, lanzó otro envite, «ya que hoy está la presidenta [Armengol]». El obispo le pidió, con desparpajo, que el Govern emprendiera este invierno el proyecto para restaurar los contrafuertes y las vidrieras, dañadas por los fuegos artificiales de la noche de Sant Ciriac en años pasados. «Dios se lo pagará», bromeó a Armengol.

Este proyecto ya estaba aprobado y se financiaba con cerca de medio millón de euros del Impuesto de turismo sostenible del Govern balear, pero fue uno de los que quedó congelado para derivar fondos para hacer frente a la crisis del covid. «Tomo nota y agradezco mucho la petición del obispo», aseguraba Francina Armengol tras finalizar la ceremonia y el posterior discurso institucional de Vicent Marí.

Compartir el artículo

stats