Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Ambiente

Los propietarios de perros de Ibiza deberán llevar una botella para limpiar la orina

Los infractores se enfrentarán a multas entre 400 y 2.000 euros

Un perro en la playa para mascotas de es Viver. | J.A.RIERA

Los orines marcados en las aceras se han convertido en uno de los principales problemas de limpieza que sufren las calles de Vila. Para atajar este problema, el Ayuntamiento de Ibiza prepara una nueva ordenanza de residuos, que obligará a todos los propietarios de perros a llevar una botella de agua con vinagre para limpiar las micciones.

Precisamente, durante la celebración del pleno municipal celebrado ayer, el concejal Jordi Salewski señaló que las actitudes incívicas de algunas personas provocaban buena parte de los problemas de limpieza de las calles de la ciudad. En este sentido, detalló que, antes del pleno, un vecino le hizo llegar una imagen, tomada a las ocho de la mañana, de un rincón de la calle Aragón con dos defecaciones de perro recién depositadas. Ese mismo tramo viario se había limpiado a las cinco de la madrugada, lamentó el concejal.

La normativa actual también establece que los animales deben orinar en la calzada y no sobre la acera

decoration

Tras finalizar la sesión plenaria, Salewski informó de que la nueva ordenanza municipal de residuos estará finalizada tras el verano y podrá entrar en vigor este mismo año. Al igual que los propietarios de perro están obligados a llevar bolsas para recoger sus deposiciones, con la nueva normativa también deberán llevar una botella con agua y vinagre mezclados. En caso contrario, se enfrentarán a multas de entre 400 y 2.00 euros. El edil recordó que la normativa actual también establece que los animales deben orinar en la calzada y no sobre la acera.

Compartir el artículo

stats