Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transportes

Aitor Morrás: «No puede ser que toda la movilidad terrestre de Ibiza dependa del taxi»

El concejal de Movilidad de Vila reclama al Consell más frecuencias de autobuses para paliar la saturación del servicio

Imagen de la reunión de ayer entre Aitor Morrás y representantes de las asociaciones de taxistas de Vila. | VICENT MARÍ

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Ibiza, Aitor Morrás, reclamó ayer a los representantes de las asociaciones de taxi del municipio que se esmeren en mejorar la atención a los hoteles, el puerto y, espacialmente, a los usuarios que piden traslados al hospital o al aeropuerto o un servicio con taxi adaptado. No obstante, Morrás puso de manifiesto que la saturación que sufre el servicio se debe a la masificación general de la isla en temporada alta.

«El debate no se debe centrar en si hacen falta más taxis o no, sino en que existe una saturación de visitantes. Debemos plantearnos dónde está el límite de sostenibilidad en la isla y que necesitamos un decrecimiento», subrayó el edil. Así, reclamó que el Consell debe incrementar las líneas y frecuencias de autobús, «que ahora son insuficientes y contribuyen al colapso de las paradas, ya que no puede ser que toda la movilidad terrestre dependa del taxi».

Morrás reprochó al colectivo de taxistas su negativa a implantar un control biométrico en los vehículos para garantizar los descansos

decoration

Una vez puesta sobre la mesa esta reflexión, tampoco escatimó reproches al colectivo de taxistas por su negativa a implantar un control biométrico en sus vehículos para controlar que no sobrepasan su horario laboral. El concejal incidió en que esta medida hubiera evitado la obligación de parar 35 al taxis al día con la que el Ayuntamiento quiere garantizar el descanso de los conductores, mientras que los taxistas critican que esta medida agrava la falta de oferta.

Igualmente, Morrás recordó que este verano quiso conceder 50 licencias estacionales más, un aumento que también fue rechazado por el colectivo: «Se negaron en rotundo, así que ahora no están en posición de oponerse al parón de 35 taxis al día».

Además, reiteró que se sancionará a los conductores que rechacen trayectos al hospital o el aeropuerto, ya que estas demandas quedan registradas en el sistema de gestión de flotas. De momento, el Ayuntamiento ha abierto expediente por el caso de un usuario que solicitó un traslado a Can Misses y fue rechazado por hasta cinco taxistas, recordó Morrás.

Colas «en todos los municipios»

Por su parte, el presidente de la Asociación de Taxistas Autónomos de la Ciudad de Ibiza, Alejandro Cardell, señaló que las colas en las paradas de taxi «se producen en todos los municipios y discotecas, no solo en Vila» y que se trata de «un problema endémico por el exceso de turismo». «Si llegan mil turistas en un crucero, no va ser viable que haya mil taxis esperando».

"Si llegan mil turistas en un crucero, no va ser viable que haya mil taxis esperando"

decoration

Respecto a las quejas de los hoteleros, uno de los puntos del orden día de la reunión con Morrás, Cardell reclamó que desde los establecimientos también deben colaborar más con los conductores. «Muchas veces reservan un servicio y, cuando llega el vehículo asignado, el cliente ya se ha ido porque ha pillado otro taxi. Los hoteleros deberían asumir sus responsabilidades, porque ellos tienen la aplicación que les permitiría anular ese servicio», recordó.

Morrás también hizo un llamamiento a los hoteleros para una mayor colaboración con el sector para evitar estos casos.

Compartir el artículo

stats