Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo de excesos

Torres pide al Govern que elabore un plan anual de actuación en el West junto a Consell y Ayuntamiento

El primer teniente de alcalde de Sant Antoni reconoce que «cada administración va por su cuenta y se tiran los trastos entre ellas», por lo que deben «coordinarse para que nunca más pase lo que ha ocurrido esta temporada»

Dos turistas pasean por la calle de Santa Agnès al amanecer a principios de julio. | J.M.L.R.

Joan Torres, portavoz de El PI y primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sant Antoni, defenderá mañana en el pleno que la corporación inste al Govern balear a que elabore anualmente «un plan de actuación conjunto» con el Consell de Ibiza y el Consistorio con el propósito de «asegurar el cumplimiento de las medidas que establece el decreto contra el turismo de excesos para la mejora de la calidad en las zonas turísticas», que en el caso de esta localidad afecta a la zona del West.

El edil, responsable de las áreas de Obras públicas, Movilidad, Transportes, Comercio y Plan Estratégico, considera que «es urgente e imprescindible la colaboración y coordinación de las administraciones a la hora de planificar actuaciones conjuntas efectivas para conseguir un turismo de mayor calidad». También sugiere que «es necesario un mayor compromiso por parte de todas las administraciones implicadas para conseguir los objetivos que se pretenden en este decreto contra el turismo de excesos».

Así, en el punto dos de la propuesta de acuerdo de El PI se pide al servicio de inspección de las administraciones «competentes en materia de turismo, salud, consumo y comercio, así como a la Policía Local y a la Guardia Civil, que colaboren coordinadamente para asegurar el cumplimiento del decreto» contra comportamientos incívicos.

Torres considera que, dos años después de la publicación del decreto, «cada administración va por su cuenta y se tiran los trastos entre ellas»

decoration

Torres considera que, dos años después de la publicación del decreto, «cada administración va por su cuenta y se tiran los trastos entre ellas», como ha sucedido los últimos días entre la conselleria balear de Turismo, el Consell y el Consistorio. Se deben coordinar, afirma, «para que nunca más pase lo que ha ocurrido esta temporada turística».

El primer teniente de alcalde reconoce también al respecto que «se necesita afrontar con eficacia los graves problemas que ocasionan, en determinadas zonas turísticas, entre ellas una del casco urbano de la población de Sant Antoni, las conductas incívicas y el abuso del consumo de bebidas alcohólicas, como también evitar su degradación y la alteración de la convivencia que originan esos comportamientos».

El Pi (aún) no apoya ampliar la zona de excesos

PSOE-Reinicia también presenta una moción en el pleno contra el turismo de excesos en la que propone al Govern «aprobar, con la mayor celeridad posible, la ampliación de la zona a todo el casco urbano, incluido el puerto y s’Arenal». El grupo considera que la actual zona «no corresponde con la realidad», y asegura que «se está demostrando con la actividad de los ‘party boat’ en el puerto». El portavoz del Pi, Joan Torres, anuncia que votará en contra de esa propuesta porque considera que debe aguardarse a que acabe esta temporada para tomar esa decisión.

Compartir el artículo

stats