Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los puertos de Ibiza y Formentera recuperan hasta mayo la actividad previa a la crisis sanitaria

El número de pasajeros que pasaron por los muelles de Vila en los cinco primeros meses del año duplica al de 2021, mientras que la línea pitiusa crece un 82% en el número de usuarios en estos cinco meses

Hasta cinco buques de tráfico regular de cabotaje amarrados en es Botafoc a principios de esta semana. C.N.

Al final el alcalde de Ibiza, Rafa Ruiz, tendrá razón. El pasado domingo, Diario de Ibiza publicó una información relacionada con la posible regulación de los cruceros en la que Ruiz añadía que, desde su despacho, podía comprobar cada día cómo crece la actividad portuaria en es Botafoc, donde operan los barcos del transporte regular de mercancías, pasajeros y vehículos con los puertos de Palma, Denia, Valencia o Barcelona. No hay día en que no estén ocupados los cinco puntos de amarre de esta zona: cuatro en los dos pantalanes y otro en el mismo dique.

Los datos de la Autoridad Portuaria de Balears (APB) le dan ahora la razón. En los cinco primeros meses de este años, los puertos de Ibiza y la Savina, que son de interés general y por eso los gestiona este organismo portuaria, han recuperado la actividad previa a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus desde mediados de marzo de 2020.

Los muelles de Vila han gestionado de enero a mayo de este año el paso de un total de 704.531 pasajeros (de entrada o salida de la isla), lo que representa un crecimiento del 58% con respecto al mismo periodo del año pasado, cuando se contabilizaron 396.713 viajeros, y una ligera caída del 1,8% frente a 2019, último ejercicio de la ‘antigua normalidad’ precovid. En este apartado se incluyen todos los tráficos, tanto el de cabotaje (con otros puertos de la Península y con el de Palma) como el pitiuso.

470.688 pasajeros con la Savina

De hecho, las diferencias son muy parecidas en el caso de la Savina. La estadística de la APB indica que en estos primeros cinco meses la línea entre las Pitiusas ha generado un total de 470.688 movimientos, mientras que de enero a mayo del año pasado la cifra fue de 259.015. Esto implica un incremento de la actividad del 82%.

Si se comparan estos datos con la era previa al coronavirus, se extrae un pequeño descenso, de apenas el 5%, ya que en los cinco primeros meses de 2019 esta línea, una de las más activas del mundo, movió entonces 496.057 pasajeros.

En lo que respecta sólo a mayo, el mes que da inicio a la temporada de verano en las islas, el puerto ibicenco acogió y despidió a un total de 257.567 pasajeros, un 56% más que en el mismo mes de 2021 e incluso un 8% más que en 2019, cuando la APB contabilizó 238.542, lo que representa 19.025 menos que este ejercicio.

En el tráfico entre Vila y la Savina, mayo también dejó cifras muy superiores al año pasado: 192.018 frente a 118.648 viajeros, un crecimiento del 62%. Y más actividad también frente a 2019, cuando se registraron 191.445 pasajeros en el quinto mes del año, 573 menos que ahora.

En cuanto al tráfico de mercancías, mayo pasado se cerró en Vila con 19.638 toneladas de graneles líquidos (combustibles, principalmente) frente a las 11.921 del mismo mes del año pasado (+65%). En cuanto a los graneles sólidos (esencialmente materiales de construcción y alimentación), se contabilizaron 8.387 toneladas por las 5.478 de mayo de 2021.

En el acumulado de los cinco primeros meses Vila ha movido 59.811 toneladas de graneles líquidos (un 47% más que de enero a mayo de 2021) y 24.927 sólidos (40% más).

7.177 barcos en Ibiza y 6.133 en Formentera

La actividad de la línea entre las Pitiusas es tan elevada que el puerto de la Savina, con una única conexión de cabotaje (Denia) y sólo en momentos puntuales del verano, tiene apenas un 14% menos de barcos registrados que Vila en los cinco primeros meses del año. Según la estadística de la APB, los muelles ibicencos han recibido en este periodo 7.177 buques, por 6.133 en la Savina. Sólo en el mes de mayo, la actividad portuaria de Formentera arrojó un saldo de 1.840 entradas y salidas de embarcaciones de línea, por las 2.074 de Vila. En este apartado, los dos puertos crecen del orden del 28 y el 30%. En cuanto a los cruceristas, en Ibiza se han gestionado 27.593 en mayo (ninguno el año pasado) y 39.502 en el acumulado del año.

Compartir el artículo

stats