Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell de Ibiza afirma que ha inspeccionado el West y que «nadie» ha infringido la ley

La institución asegura que ha cumplido con los cinco artículos del decreto contra el turismo de excesos y carga contra el Govern por no asumir las inspecciones que corresponden a las consellerias implicadas: Consumo, Comercio y Salud

Imagen de archivo del West End de Sant Antoni. J.M.R.

«Que se lean las leyes que ellos mismos hacen». Así de contundente se mostró ayer el conseller de Lucha Contra el Intrusismo del Consell, Mariano Juan, tras las críticas vertidas el viernes en Ibiza por el conseller balear de Turismo, Iago Negueruela, sobre la aplicación del decreto contra el turismo de excesos en el West End de Sant Antoni.

Según explicó Juan, el Consell está cumpliendo con su parte del decreto y los inspectores de la institución están vigilando, desde hace dos semanas, la zona. En turnos de mañana, tarde y noche, según concretó, han ido «uno a uno» por todos los locales de la zona y se ha comprobado que «ninguno infringe la normativa», en lo que compete al Consell.

Y es que, según matizó, el Consell tiene que vigilar que se cumplan cinco artículos del decreto ley, mientras que el resto son responsabilidad, añadió, de las consellerias de Consumo, Comercio y Salud del Govern balear. «No han hecho las inspecciones que corresponden a sus áreas y, por eso, intentan desviar la atención culpando al Ayuntamiento de Sant Antoni y al Consell de Ibiza. Para ponernos exquisitos, primero hay que tener la casa muy limpia», ironizó.

El conseller explicó que la máxima institución insular tiene competencias para sancionar en cinco supuestos: si los hoteles no informan a los clientes de la prohibición de hacer 'balconing'; si los locales publicitan prácticas denigrantes sobre la mujer en las que se promueva el consumo de alcohol; si ofrecen ‘rutas etílicas’; si no se cumple la prohibición de que se publiciten 'party boats' en esa zona, y si se permite sacar al exterior del establecimiento bebidas de los locales. «Esto es exclusivo del Consell y ninguno de los locales visitados ha incumplido con estas normas. Es el Govern el que tiene muchos artículos de la ley que cumplir», reiteró.

Juan fue más allá y culpó al Ejecutivo balear de no cumplir con su deber y «acusar de no hacer nada» a las instituciones ibicencas «sin ni siquiera preguntar qué es lo que estamos haciendo». El conseller habló de «deslealtad» y acusó directamente a Negueruela de visitar únicamente la isla para hablar «mal» de la gestión que se hace de ella. «Nunca viene para arrimar el hombro y ya lo vimos con las fiestas ilegales en las viviendas. Cuando pedimos un cambio de normativa, dijo que era el presidente del Consell quien tenía que hacer su trabajo. Hasta que, después, se dio cuenta de que era competencia de los ayuntamientos [sancionar] y no del Consell y empezaron a negociar un decreto ley que facilitara hacerlo», recordó.

Inspectores del Govern

En cuanto a las críticas de la oposición sobre por qué no están trabajando los cuatro inspectores cedidos por el Govern a Ibiza, Juan señaló que no están activos en ninguna de las islas. «Primero hay que incorporarlos a la plantilla, después convocar los bolsines y las oposiciones y, a partir de ahí, contratarlos, si la tasa de reposición lo permite», subrayó. En este momento, se están redactando las bases para convocar el bolsín, adelantó.

El conseller recordó que tanto Menorca como Formentera contarán con este refuerzo «gracias a las alegaciones que hizo este Consell, al detectar que todas las plazas se las iba a quedar Mallorca».

La FSE-PSOE exige ampliar la zonificación contra los excesos

La Federación Socialista de Eivissa (FSE-PSOE) denunció ayer, mediante un comunicado, la «inacción» del Consell y del Ayuntamiento de Sant Antoni para hacer cumplir el decreto contra el turismo de excesos. «Tanto Vicent Marí como Marcos Serra buscan excusas para justificar que no han hecho nada, que no tienen otro objetivo que mantener un modelo turístico que solo beneficia a unos pocos y que es nefasto para los habitantes del municipio y para las empresas, que en su inmensa mayoría apuesta por un modelo de calidad y por erradicar definitivamente el descontrol y la borrachera», explicaron.

En este sentido, los socialistas destacaron la «valentía» del Govern en la lucha contra el turismo de excesos, «con la aprobación de una normativa que es el instrumento fundamental para posibilitar el cambio de modelo». Sin embargo, «si las administraciones que tienen la obligación de hacerla cumplir no actúan, el Consell con plenas competencias en Ordenación Turística y el Ayuntamiento con el cuerpo de Policía Local, será imposible que Sant Antoni acabe con el modelo de descontrol», matizaron.

«La falta total de voluntad de actuar ya la demostró el Consell durante el debate de política general de la isla, votando en contra de las propuestas del PSOE de destinar inspectores de Turismo a la zona del West End, de cubrir las cuatro plazas de inspector traspasadas por el Govern el año pasado, que siguen sin dotar, y de ampliar la zonificación del decreto de turismo de excesos en todo el casco urbano», expresaron. «Son propuestas que también ha realizado el grupo PSOE-Reinicia en el Ayuntamiento de Sant Antoni y que igualmente se han topado con el rechazo del Partido Popular», añadieron.

Desde la Federación anunciaron que seguirán trabajando «en favor del cambio de modelo turístico» y exigiendo a las administraciones responsables que actúen de acuerdo con sus responsabilidades y competencias, «en vez de mirar hacia otro lado o buscar excusas inverosímiles».

Compartir el artículo

stats