Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empresarios y oposición piden consenso para regular la llegada de cruceros al puerto de Ibiza

El PP advierte de que el puerto «no admite más carga»

Dos cruceros amarrados ayer en la zona de es Botafoc. Estaban previstas cuatro escalas pero dos se anularon. | IRENE VILA CAPAFONS

La posible regulación del turismo de cruceros en Ibiza, apuntada por el alcalde de la ciudad, Rafa Ruiz, como una necesidad para evitar la saturación y contener la contaminación ambiental, es compartida en esencia por la patronal CAEB y la empresa consignataria Ibiza Shipping, aunque con matices. También el PP considera que se debe estudiar, pero su secretario general, José Vicente Marí Bosó, lamenta que el alcalde hable desde la «ocurrencia». «Hay que tener más información antes de hacer nada y hablar con todos los sectores», explica.

Cinco barcos de línea regular en es Botafoc, el martes. | C.NAVARRO

Rafa Ruiz advirtió el pasado domingo a través de Diario de Ibiza de que este sector puede llegar a colapsar la ciudad si, en un mismo día, genera la visita de tres o cuatro grandes embarcaciones a la ciudad con miles de turistas a bordo. Recordó que en verano son frecuentes los problemas de tráfico y que el aluvión de turistas aumenta la exigencia en la limpieza. También desveló que la calidad del aire en la ciudad está por debajo de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Desde la patronal comparten este punto de vista pero apuntan que esa coincidencia de buques en es Botafoc es «poco usual», «nada habitual». En cualquier caso, para ayer estaban previstos cuatro cruceros, aunque finalmente sólo llegaron dos. Los armadores de los otros dos anularon las escalas por causas que no han trascendido.

El gran problema de la ciudad está en el puerto, ocupado prácticamente durante todas las mañanas de verano por buques del tráfico regular de pasajeros, vehículos y mercancías

decoration

Los responsables de Ibiza Shipping señalan que el gran problema de la ciudad está en el puerto, ocupado prácticamente durante todas las mañanas del verano por buques del tráfico regular de pasajeros, vehículos y mercancías. Sus armadores, denuncian, pueden suspender frecuencias de un día para otro sin avisar, lo que no sucede en el mundo del crucero, donde los slots (reservas de muelle) se cierran con mucha antelación.

Esta elevada actividad en el tráfico de mercantes, también apuntada por el alcalde como uno de los retos para intentar reducir la contaminación ambiental («los veo desde mi despacho [de Can Botino, en Dat Vila] y me recuerdan a las chimeneas de GESA», explicó a Diario de Ibiza), es la que congestiona el puerto y «autorregula el sector del crucero». La APB da prioridad a los mercantes, apuntan desde Ibiza Shipping, por lo que los cruceros deben esperar siempre a tener un hueco y pocas veces antes de las 11.30 horas, que suele ser cuando zarpan los grandes buques de pasajeros, mercancías y vehículos.

«El puerto no da para más, no hay espacio», añaden desde la empresa consignataria.

Por su parte, el vicepresidente pitiuso de la CAEB, José Antonio Roselló, considera que el alcalde «tiene razón» al sugerir la necesidad de regular el tráfico de cruceros, pero recuerda que «entre los diversos sectores económicos, y nosotros al igual que la Pimeef tenemos muchos, te puedes encontrar con criterios diversos y tenemos que analizar el problema con visión de conjunto e integradora».

Para Roselló, sería un error la solución «cruceros cero» porque este sector ayuda a «dinamizar la economía» de la isla. «Hay que buscar el consenso entre todas las partes, hay que trabajar más el tema porque no es un problema sólo nuestro; todas las ciudades del Mediterráneo que reciben cruceros lo tienen. Hay que buscar el consenso entre administraciones y empresarios y entre empresarios entre sí».

Ni buses ni taxis ni servicios en es Botafoc

Desde la patronal advierten de que el principal problema del sector de los cruceros es la ausencia casi total de servicios adecuados a los cruceristas que llegan a Ibiza. «En es Botafoc no hay autobús de línea regular y los taxis o tardan en enviar coches o nunca llegan cuando les llamas». Los consignatarios consideran «muy triste» que Ibiza arrastre «los mismos problemas desde hace diez años». Y también reconocen que, cuando llegan tres o más cruceros, es difícil hasta encontrar guías turísticos cualificados.


Roselló estima que se debe alcanzar este consenso tanto sobre los límites como sobre el procedimiento para lograr el objetivo. Y apuesta por una regulación frente a prohibir los cruceros. «El alcalde tiene razón y es una opinión muy cualificada, pero también hay mucha gente que piensa lo contrario, por lo que hay que buscar el punto de encuentro», finaliza Roselló.

«Tiene el tema poco estudiado»

En clave más política, José Vicente Marí Bosó critica al alcalde por proponer regulaciones sin tenerlas «mínimamente fundadas», ya que asegura que la coincidencia de más de dos cruceros en el puerto «sólo se producirá un día», el próximo 10 de agosto, como anunció este diario. «Tiene el tema muy poco estudiado», insiste con respecto a Ruiz.

No obstante, el líder de los populares ibicencos reconoce que el puerto de Ibiza «tiene un problema y es que no acepta más carga» de tráfico de cabotaje. «Hay demasiados» barcos de línea regular.

También recuerda que el PP se opone el cierre del puerto de Sant Antoni. Y tanto en este asunto como en el de los cruceros, conmina a Ruiz a «ponerse de cuerdo con su partido», ya que tanto el Govern, responsable de la zona portuaria de Portmany, como la Autoridad Portuaria, están dirgidas por el PSOE.

Compartir el artículo

stats