Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DEBATE DE POLÍTICA GENERAL

El PSOE denuncia «la política clientelar del PP» y el presidente de Ibiza le reprocha el caso Amadiba

El portavoz socialista,, Vicent Torres, acusa a Vicent Marí de «utilizar dinero público para financiar la propaganda contra los socialistas»

Los alcaldes y cargos públicos asistieron ayer al debate de política general. | TONI ESCOBAR

El grupo socialista del Consell echó en cara al presidente, Vicent Marí, «la larga lista de excusas e incumplimientos» así como «la política clientelar del PP que sólo beneficia a unos pocos», en referencia a la contratación «a dedo» por la vía de emergencia de la campaña de promoción turística ‘La vida Islados’ (250.000 euros) que investiga en este momento la Fiscalía después de que la Oficina Anticorrupción de Balears le remitiera el caso tras apreciar indicios de delito.

En el debate de política general, el portavoz del PSOE, Vicent Torres, también mencionó, como ejemplos de «la política clientelar del PP», el contrato de 100.000 euros para la fallida campaña de promoción de los premios ‘Instagramer' «para enchufados que estuvieron en la isla a cuerpo de rey», y a «los miles de euros en propaganda al servicio de su partido e intereses personales».

En este sentido, se refirió al dinero destinado a la publicidad en la Televisió d’Eivissa i Formentera (TEF) de este año (273.000 euros, que «multiplica por cuatro lo que recibía en el pasado mandato») y a Periódico de Ibiza y Formentera (146.000 euros, «el doble que con el gobierno de izquierdas). «Pagan con dinero público la propaganda contra el PSOE, contra los alcaldes, consellers y la presidenta socialista», lamentó.

El presidente del Consell, Vicent Marí, del PP, defendió que el contrato de ‘La vida Islados’ se hizo «en el momento más duro [por la pandemia] que se recuerda en esta isla». Marí dijo que sobre este contrato, el PSOE construyo «un relato» que «la oficina política socialista», en referencia a la Oficina Anticorrupción de Balears, remitió a la Fiscalía «sin escuchar al Consell».

Acto seguido, el presidente contraatacó con el caso Amadiba. «Ojalá las mismas explicaciones que piden, ustedes tuvieran la valentía de darlas por una cuestión más grave», recalcó Marí, en referencia al hecho de que el Consell no puede pagar las facturas por valor de casi dos millones de euros por los servicios que el anterior gobierno insular de izquierdas contrató «verbalmente, práctica prohibida en la Administración salvo en los casos de emergencia», a Amadiba para prestar servicio en la isla a personas y menores con discapacidad y evitar con ello su desplazamiento a Mallorca.

«Yo tengo la conciencia muy tranquila [por el caso de ‘La vida Islados’]. No sé si usted puede decir lo mismo cuando Amadiba está al borde de la quiebra y Ibiza, por su nefasta gestión, está a punto de perder este servicio», dijo el presidente, que presionó aún más al portavoz del PSOE y expresidente del Consell al recordarle que se negó a colaborar con el actual equipo de gobierno para esclarecer los motivos por los cuales se adjudicó sin contrato el servicio de Amadiba y facilitar con ello el pago de la deuda contraída por la Administración.

La carta que Torres rechazó

El presidente explicó que Torres se negó a recibir una carta del equipo de gobierno con una serie de preguntas para confirmar que fue él, cuando presidía la institución, quien encargó el contrato con Amadiba. «A diferencia de ustedes, nosotros damos la cara. Tiene una oportunidad de oro para dar las explicaciones que merecen los usuarios, Amadiba y todos los ibicencos. Dé explicaciones porque este caso sí que está sobre su conciencia», insistió Marí.

En su réplica, Torres recordó a Marí que ahora es él el presidente y quien «debe dar explicaciones y resolver los problemas. «No yo», resaltó a bote pronto el portavoz socialista, que recordó que el contenido de la carta que se negó a recepcionar era «un insulto». «Coja esa carta, subamos arriba [al despacho de Presidencia] y hablaremos. Si no, deje la presidencia y que lo haga otro», le respondió Torres.

El portavoz socialista insistió en el caso de ‘La vida Islados’ y del «escándalo» que supone que el equipo de gobierno «haya escondido papeles» del expediente a la Fiscalía. «Y dice que tiene la conciencia muy tranquila», añadió Torres.

En su réplica, el presidente leyó la carta que fue rechazada por Torres. «Tenía hoy la oportunidad de explicarse y, en vez de ello, sigue mintiendo y difamando», dijo Marí, para acto seguido tachar, «en lenguaje coloquial», de «pufo, estafa y escándalo» el caso Amadiba, con la advertencia de que la ley prohíbe los contratos verbales y que, por ello, alguien podría verse obligado «a pagar la deuda del Consell con dinero de su bolsillo».

Conservar el puesto de Cs

Por su parte, el portavoz de Unidas Podemos, Antonio Saucedo, recordó que el vicepresidente segundo, Javier Torres, de Ciudadanos, dijo, en su momento, que «no le cuadraban algunas cosas» del contrato de ‘La vida Islados’, pero al final «cambió su voto» para impedir una comisión de investigación y «conservar su puesto». Saucedo recordó, además, a Torres el compromiso de Cs de «regenerar la política».

En su intervención, Torres reconoció sus «dudas» sobre si la comisión de investigación podría haber aportado más información. «Me convencieron de que era un paripé y que no buscaban la verdad, sino entretenerse en lo que queda de mandato. Dejen a la Justicia trabajar. Y no depende nuestro sustento de estar en política, no todos los que están aquí pueden decir lo mismo».

Compartir el artículo

stats