Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell de Ibiza descarta que la futura rotonda de Los Cazadores, de 80 metros de diámetro, sea elevada

El estudio sobre diversas alternativas se decanta por una glorieta en superficie con dos carriles de entrada y salida y un camino de servicio para acceder a las naves del sur; el coste es de 5,1 millones

La intersección de las vías de Santa Eulària y Sant Joan. | ZOWY VOETEN

La glorieta que proyecta el Consell de Ibiza en la intersección de las carreteras de Santa Eulària y Sant Joan, en el punto kilométrico 7.9, el llamado cruce de Los Cazadores, será en superficie con un diámetro de 80 metros y un coste inicialmente previsto de 5,1 millones de euros. Esta es la alternativa 1, la escogida entre las cuatro planteadas, que figura en el estudio informativo que desde ayer se encuentra en exposición pública en la sede de la institución.

Así, el Consell descarta que la glorieta sea elevada sobre el trazado actual de la carretera, como el modelo de las de la autovía del aeropuerto, tal como se planteaba en las alternativas 3 y 4. La primera, con una rotonda de 90 metros y tres metros por encima de la superficie (para que por debajo discurriera sin interrupciones el tráfico entre Ibiza y Santa Eulária), era la mejor valorada en cuanto a criterios funcionales, pero la peor calificada en el resto por «la elevada ocupación de suelo, el gran impacto ambiental, paisajístico y acústico y su elevado coste», valorado en 7,8 millones de euros.

La opción 4, con un coste de 7,1 millones de euros, contemplaba una glorieta de 80 metros a una altura de sólo 1,5 metros para habilitar un carril directo del tráfico en el sentido Santa Eulària-Ibiza.

El Consell descarta que la futura rotonda de Los Cazadores, de 80 metros de diámetro, sea elevada

La alternativa elegida es la mejor valorada en cuanto a criterios técnicos y económicos, y la segunda en cuanto a los funcionales, ambientales y patrimoniales. Esta propuesta contempla la construcción de dos carriles de entrada y salida a la glorieta, en superficie, para facilitar el flujo del tráfico en la rotonda.

Hay que tener en cuenta que las carreteras de Santa Eulària, salvo en el tramo de Jesús y Ca na Negreta, y Sant Joan sólo tienen un carril por sentido. También se prevé un ramal directo (carril cero) desde Sant Joan hacia la carretera que conduce a Sant Rafel y Santa Gertrudis (EI-631) para reducir el trafico de la rotonda.

El acceso a las naves y propiedades de la zona sur se facilita a través de un camino de servicio que conecta con la glorieta, lo cual «mejora notablemente la seguridad vial», según el estudio informativo de las cuatro propuestas.

El proyecto incluye un carril para bicicletas y peatones, con pasos inferiores para evitar el paso por la glorieta. En concreto, el carril bici es colindante a la carretera, pero atraviesa por debajo los carriles del interior de la rotonda (discurre en superficie por la explanada de la glorieta).

Carril bici con tramos soterrados

La alternativa elegida es la segunda que menos terreno obliga a expropiar: 11.916 metros cuadrados, con un coste inicialmente previsto de 133.746 euros. La opción 2, también con una rotonda en superficie de 60 metros de diámetro, supondría la expropiación de 9.510 metros cuadrados. Esta alternativa, pese a tener menos impacto, es «la peor valorada» porque empeora el acceso a una parada y a las propiedades situadas al sur.

El estudio incluye una proyección del tráfico hasta el año 2044 que concluye que la solución escogida garantiza el cumplimiento del nivel de servicio en todos los viales, lo cual implica que el tiempo de demora sería de «un máximo de 35 segundos». También destaca que, con respecto al impacto acústico, «no se produce una modificación significativa con respecto a la situación actual».

Compartir el artículo

stats