Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los bonos de tren solo para la península indignan a los socios de Armengol

Més exige que la bonificación también llegue al transporte público de Balears, mientras Prohens pregunta a la presidenta por el «agravio» a Balears

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su discurso del estado de la nación. ALBERTO ORTEGA /E.P.

El anuncio de Pedro Sánchez de bonificar el 100% los trayectos de tren de Renfe indignó ayer a Més per Mallorca, socio de Francina Armengol en el Govern. Sánchez avanzó la medida ayer durante el debate del estado de la nación. Los nacionalistas, en boca de su coordinador Lluís Apesteguia, exigieron que el Gobierno central también bonifique los trayectos de bus y de tren en Balears, ya que consideran un agravio esta medida en una comunidad donde no existe Renfe. De igual modo, el PP, El Pi y Ciudadanos criticaron el «agravio» hacia Balears del presidente del Gobierno.

Apesteguia se mostró muy crítico con los socialistas: «Las medidas anunciadas hoy -por ayer- por Pedro Sánchez discriminan doblemente a los ciudadanos de las islas ya que pagamos los mismos impuestos pero ni tenemos la misma inversión ni tampoco podremos beneficiarnos de esta medida». El candidato ecosoberanista también recordó que «mientras en Balears no tenemos financiación para impulsar el necesario tren de Llevant, los distintos partidos políticos que han pisado la Moncloa nos discriminan continuamente». «Hoy son PSOE y Podemos con las medidas anticrisis, pero ayer era el PP», aseveró Apesteguia.

De igual modo, en El Pi arremetieron contra la medida y afirmaron que «en días como el de hoy se constata que, desde el centralismo más radical, Balears no cuenta para Madrid». En este sentido, el presidente de la formación regionalista, Tolo Gili, afirmaba: «Pedro Sánchez ha anunciado vivienda pública en Madrid y abonos por Renfe y Cercanías. Es vergonzoso que no se aplique alguna medida en estos aspectos en las islas en las que tenemos graves problemas de acceso a la vivienda y de transporte público».

Por su parte, la presidenta del PP de Balears y diputada nacional, Margalida Prohens, preguntó ayer a la presidenta del Govern, Francina Armengol, qué le parece que Sánchez anuncie la «gratuidad del transporte ferroviario solo para la península y la construcción de 12.000 nuevas viviendas públicas solo en Madrid, pese a que en Balears tenemos el precio más elevado de España». Prohens consideró un «agravio» para las islas y reiteró: «Queremos saber qué piensa Armengol de todo ello». La popular también criticó que el presidente «nos dice que habrá que bajar la calefacción y que no podremos poner el aire acondicionado» poniendo de manifiesto «su clara incapacidad para controlar los precios de la inflación», apostilló.

Patricia Guasp, portavoz de Ciudadanos en las islas, aseguró que el discurso de Sánchez fue una «huida hacia adelante con cero autocrítica y una intervención llena de eslóganes».

El PSIB alaba a Sánchez

El diputado del PSIB-PSOE, Pere Joan Pons, aseguró que Sánchez «en una situación de inflación anunció medidas para resolver los problemas de la ciudadanía». Pons añadió que Sánchez fue «realista, teniendo en cuenta que nos encontramos en una situación compleja en la que debe incidir en el principal problema de los españoles que es la inflación causada por la guerra en Ucrania». El socialista destacó el anuncio de la descarbonización total para las islas.

Con respecto a la bonificación de los trayectos de Renfe, desde el Govern aseguraron que se van a «poner en contacto con el Ministerio para ver cómo articulamos esta medida a nuestra realidad».

Compartir el artículo

stats