Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

turismo|plena temporada

Las reservas hoteleras para Ibiza en julio ya superan las de 2019 pero las de agosto siguen aún por debajo

Continúa la tendencia a contratar en el último momento: hasta el 49% de las reservas para viajar a Ibiza se hacen entre uno y 30 días antes. La tarifa media para julio es de 231 euros, un 27% mayor que la de 2019

Turistas en una playa de Sant Joan. J.A. Riera

En los hoteles respiran aliviados ante lo que les espera en las tres semanas de julio que están por llegar: en el inicio de la plena temporada, las reservas para el mes en curso ya superan las registradas en 2019, antes de que estallara la crisis sanitaria. Eso sí, los hoteleros aún deberán tener paciencia y luchar hasta el último momento tanto por agosto, mes para el que aún no se ha superado la barrera de hace tres años, como por septiembre, que según advierte José María Ramón, CEO del motor de reservas Neobookings, «aún está flojillo».

De hecho, el mayor porcentaje de noches contratadas para esta temporada corresponde a julio, con un 24% del total anual, por encima de meses ya pasados, como abril (5%), mayo (13%) y junio (21%). Agosto, de momento, sólo alcanza un 20% de las reservas, mientras que septiembre acumula un 12% y octubre, únicamente un 4%.

«Las reservas se siguen haciendo con muy poca antelación. A día se hoy se reserva, sobre todo, para julio, y después para agosto y septiembre»

decoration

En ese sentido, Ramón indica que «las reservas se siguen haciendo con muy poca antelación. A día se hoy se reserva, sobre todo, para julio, y después para agosto y septiembre». Para julio «ya se ha igualado 2019, pero para agosto aún se va por debajo de las cifras de aquel año». Hay hoteles, detalla al respecto, que para el próximo mes «aún no han llegado a las ocupaciones máximas» de hace tres años, lo cual se debe «a que están llegando las reservas en el último momento, con muy poca antelación», de ahí que septiembre esté «flojillo», y mucho más octubre.

Vuelta a 2019

Hay que tener en cuenta que el 49% de las reservas se hacen entre uno y 30 días antes, según las estadísticas que maneja Neobookings: un día antes, el 4%; de dos a tres días, el 5%; de cuatro a siete, el 8%; de ocho a 14, el 11%; de 15 a 21 días, el 10%, y de 22 a 30, el 11%. Toca a los hoteleros, pues, respirar hondo, aguantar y soportar la presión.

El CEO del motor de reservas considera que Ibiza «está volviendo a los comportamientos de los mercados del año 2019», es decir, a ver a británicos, españoles e italianos liderando las reservas, si bien los holandeses, franceses y suizos, «incluso los alemanes», aumentan sus porcentajes, aunque sean mínimos respecto a los anteriores.

Así, las reservas procedentes del Reino Unido siguen a la cabeza, seguidas de las de España (15%) e Italia (12%). Les siguen Francia (5%), Alemania (3%), Países Bajos (3%) y Suiza (2%).

Más tiempo de vacaciones

Tal como ya se venía observando al comenzar el año, está mejorando la estancia media: en mayo fue de 4,2 días, 0,4 días más que en 2019; en junio, de 4,3 noches (+0,1); para julio es, de momento, de 4,6 (+0,2), y en agosto llegará a las 4,8 jornadas (+0,1). Casi el 35% de las estancias son para entre cuatro y seis días (en 2019 ese porcentaje era de casi el 32%), y el 30,5% para hasta tres noches (hace tres años, el 31,7%), mientras que también ha mejorado el número de reservas para pasar entre siete y 10 días en Ibiza: del 17,8% antes de la pandemia al 18,6% actual.

Para julio, la tarifa media es de 231 euros, casi 49 euros más que tres temporadas antes, un 26,8% más

decoration

Eso, sumado al notable incremento que están experimentando las tarifas diarias, hace presagiar que en julio y agosto se superará con creces el gasto turístico de 2019. En junio, el precio medio por pasar la noche en un hotel ibicenco fue de 171,3 euros, un 26,6% superior al de hace tres años. Para julio, la tarifa media es de 231 euros, casi 49 euros más que tres temporadas antes, un 26,8% más. Y para agosto, quien quiera dormir en la isla deberá desembolsar, de media, 257,3 euros, casi un 20% más que antes de la crisis sanitaria. Los precios se moderarán en septiembre, hasta una media de 192,7 euros, pero aun así serán un 23,4% más caros que los de 2019. Para octubre, la tarifa media es de casi 130 euros, lo que supone un aumento del 32,4%.

Por zonas, la bahía de Portmany acapara el 25% de las reservas, seguida de Platja d’en Bossa (21%), el centro de Sant Antoni (17%), Vila (15%), ses Figueretes (7%), Talamanca (4%) y Santa Eulària (3%).

Compartir el artículo

stats