Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

Los ‘party boats’ de Ibiza esquivan la ley contra el turismo de borrachera y sirven barra libre

El Govern aseguraba en mayo y ayer mismo que el negocio de las fiestas en barcos es ilegal, pero su normativa no las prohíbe

21

Los ‘party boats’ esquivan la ley contra el turismo de borrachera y sirven barra libre en Ibiza Toni Escobar

El afán del Govern balear por acabar con el denominado turismo de borrachera ha dejado de lado a los party boats, a pesar de que la propia Administración autonómica aseguraba que había prohibido esta actividad. No hay ninguna normativa que vete la comercialización y organización de fiestas con dj en barcos ni que se ofrezca barra libre de alcohol en ellos, al contrario que en los establecimientos turísticos del West End.

La única restricción que introdujo el decreto ley contra el turismo de excesos de 2020 fue una moratoria para ampliar la oferta existente de fiestas en barcos: «No se pueden presentar nuevas declaraciones responsables por parte de las empresas titulares de transporte marítimo que organicen fiestas o bailes a bordo». Esta misma limitación ha quedado recogida ahora por la nueva Ley de Turismo, aprobada el 31 de mayo, y solo se mantendrá «hasta que se regule la actividad de fiestas o acontecimientos multitudinarios en embarcaciones», según reza la normativa.

Entradas

En estos momentos, zarpan una media de cinco party boats a diario desde los muelles de ses Figueretes y es Viver, según indicó una de las compañías de la zona. Los precios de dos de las empresas que comercializan estas fiestas por internet oscilan entre los 90 euros, con barra libre de sangría y cerveza, y 200 para la opción más selecta, que también incluye mojitos y cócteles sin límite o camas balinesas junto a la cabina del dj.

La única restricción que introdujo el decreto ley contra el turismo de excesos de 2020 fue una moratoria para ampliar la oferta existente de fiestas en barcos

decoration

El propio Govern balear aseguraba el 19 de mayo que los party boats no podían celebrarse en Balears. En esa ocasión, la conselleria de Transportes presentaba el borrador del decreto de Transporte Marítimo en Balears, que en las Pitiusas afectaba especialmente a las excursiones.

Al preguntar a este departamento si la normativa regulaba la comercialización de fiestas en barcos, que se habían vetado durante las restricciones del covid (ya levantadas entonces), se indicó que estaban prohibidas y que, en cualquier caso, la competencia es de la conselleria autonómica de Turismo.

Venta de tiques para party boats en el paseo de Platja d'en Bossa. Toni Escobar

La patronal de locales de ocio Abone también insistía en que estas fiestas en barcos están prohibidas por el Govern

decoration

Solo dos días antes, la Asociación de Establecimientos de Ocio Nocturno y Diurno y Entretenimiento de las Illes Balears (Abone), denunciaba que se empezaban a celebrar party boats en Palma e insistía en que estaban prohibidos en el conjunto de Balears. La conselleria de Turismo del Govern también reiteraba ayer a este diario que su normativa ilegaliza estas fiestas.

Finalmente, tras observar que ni en el decreto del turismo de excesos ni en la Ley de Turismo se encontraba ningún texto que indicara vetos a la actividad, más allá de la puesta en marcha de nuevas empresas en el sector, la conselleria reculaba.

Una vez que las restricciones del covid terminaron, «la actividad de party boat vuelve a reanudarse», indicaba la directora general de Turismo, Rosana Morillo. También detalló que las entradas para estas fiestas no pueden venderse en el West End, pero sí en el puerto de Sant Antoni, que queda fuera de la delimitación que quedó fijada en el decreto contra el turismo de borrachera.

Fiestas a bordo en aguas del Parque Natural

Los party boats tienen prohibido, desde mayo de 2015, celebrar la fiesta en espacios marinos protegidos, una medida que imposibilita que puedan llevarse a cabo en toda la costa de Formentera y en el 30% del litoral de Ibiza. En el caso de la mayor de las Pitiusas, estas zonas se encuentran en torno a es Vedrà y es Vedranell, los Illots de Ponent, ses Margalides, Tagomago, Cap Martinet, pequeños tramos en la costa de es Amunts y el Parque Natural de ses Salines.

En este último caso, el área protegida por el Plan de Gestión de la Red Natura 2000, que fija las limitaciones a los ‘party boats’, comienza en los islotes de es Malvins, en su extremo nordeste, y en la Punta de sa Mata, a los pies de la Torre des Carregador, en el noroeste. Sin embargo, se puede observar prácticamente a diario a catamaranes dedicados a ‘party boats’, con el volumen de la música que pincha el dj a todo volumen, pasando junto a la Xanga y es Puig des Corb Marí, dentro del área marina protegida del Parque Natural.

Compartir el artículo

stats