Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern paralizará licencias en zonas naturales susceptibles de ser protegidas

Se aprueba un proyecto de ley de modificación de la LECO que permitirá suspender proyectos que sean una amenaza ambiental para el futuro con acuerdo del Consell de Govern | Los chiringuitos de las playas podrían paralizarse con la norma

Las instalaciones sobre las playas o construcciones en zonas naturales pueden paralizarse con la nueva norma del Govern. | D.M.

Un simple acuerdo del Consell de Govern podrá paralizar y suspender licencias, concesiones o planes urbanísticos municipales en aquellas zonas susceptibles de ser protegidas en un futuro por su interés ambiental. El Consell de Govern aprobó ayer el proyecto de ley por el que se modifica la Ley de conservación de los espacios de relevancia ambiental (LECO), que después debe enviarse al Parlament de Balears para su validación y tramitación definitiva como ley. Mediante esta norma, el Govern podrá paralizar, por ejemplo chiringuitos o infraestructuras sobre las playas.

En concreto, con esta modificación de la LECO se permite al Ejecutivo «incidir en la planificación del futuro», recordó ayer el conseller de Medio Ambiente, Miquel Mir. El nuevo régimen de protección preventiva establece que durante la tramitación de un plan de ordenación de los recursos naturales (PORN), de una zona de especial protección para las aves (ZEPA) o de un lugar de interés comunitario (LIC) de la Red Natura 2000 se podrán suspender licencias municipales o detener la tramitación de planes urbanísticos.

De igual modo, se podrán paralizar explotaciones en curso y suspender permisos y concesiones. Esto sucederá solo en el «caso de daños medioambientales o amenaza inminente de daños y mediante acuerdo del Govern debidamente justificado».

Desde el Ejecutivo autonómico añadieron que con esta medida se pretende «asegurar la salvaguarda de los valores naturales que deben protegerse en un futuro».

Por primera vez se contempla aplicar la norma en zonas de protección europea como son LIC o ZEPA

decoration

Uno de los ejemplos que puso sobre la mesa el conseller de Medio Ambiente es el de instalaciones de playas en una zona que podría ser ampliada como parque natural o de interés paisajístico. Aseguró que chiringuitos como los de es Trenc no estarían afectados por esta norma: «Se trata de una zona natural ya protegida y que tiene iniciado su Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN)», indicó Mir. En otros casos sí admitió que se podría aplicar la norma para eliminar las concesiones, siempre y cuando se resuelva la «disyuntiva» entre Costas del Estado y el Govern.

Una de las novedades es que la medida aprobada ayer por el Govern contempla las figuras de protección europea como son los LIC o las ZEPA. En el momento que se empiece a tramitar cualquiera de estos procedimientos, y hasta que se aprueben, no se puede otorgar ninguna autorización que permita alterar el medio sin un informe favorable. Hasta ahora, esta protección sólo se aplicaba a la tramitación de los planes de ordenación de recursos naturales para la declaración de parques naturales.

Restauración ambiental

La norma aprobada ayer por el Govern contempla también sanciones en el caso de que se realice un daño ambiental. El responsable deberá restaurar la zona degradada bajo multas que irán aumentando de importe de forma mensual hasta que se restablezca la legalidad vigente. Un ejemplo de ello pueden ser las construcciones o infraestructuras ilegales en zonas naturales.

Asimismo se creará un fondo económico para preservar y restaurar el patrimonio natural.

Se elaborará un catálogo de las especies de fauna y flora invasoras

El objetivo es evitar que animales o plantas exóticas dañen a las autóctonas de Balears

La conselleria de Medio Ambiente ha aprovechado la modificación de la Ley de conservación de espacios de relevancia ambiental para impulsar la elaboración de un catálogo de especies exóticas de flora y fauna que invaden a las autóctonas.

Un ejemplo claro de ello son los mapaches, coatíes, cotorras argentinas o las tortugas de Florida, entre otras, que se están reproduciendo a gran velocidad en la Serra de Tramuntana e invadiendo los hábitats de las especies autóctonas.

Este catálogo, según detalló el conseller Miquel Mir, debe servir para poner en marcha planes de erradicación de estas especies que ayuden a preservar las locales, especialmente las que se encuentran en serio peligro de extinción.

No solo encontramos especies animales consideradas invasoras, también hay una gran cantidad de plantas que están arrinconando a las autóctonas de su hábitat natural. De igual modo, ocurre en el mar con moluscos, peces y plantas marinas que, por ejemplo, dañan a la posidonia oceánica.

Además de catálogo se pondrá en marcha un protocolo de bioseguridad que marcará el procedimiento a seguir cuando se detecte que alguna especie invasora esté dañando a la biodiversidad balear.

La normativa aprobada ayer por el Consell de Govern prevé la presentación de un proyecto de ley del patrimonio natural de las Balears ante el Parlament en un plazo de 4 años desde la entrada en vigor de esta modificación de la LECO.

Este proyecto de ley será el que dictaminará los principales puntos y valores naturales de las islas. Se empezará por el paisaje, los sistemas dunares, las zonas húmedas y concluyendo con la fauna y la flora autóctona que representan uno de los pilares de la biodiversidad de las islas.

Compartir el artículo

stats