Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Eulària proyecta dos ‘parkings’ subterráneos en la entrada del pueblo

El Ayuntamiento tramita la evaluación ambiental de una modificación de su planeamiento para soterrar dos aparcamientos con capacidad para 150 vehículos y una zona verde en superficie en el solar del depósito de vehículos y en el del ‘parking’ disuasorio de la calle Juan Tur Tur

Aparcamiento disuasorio provisional en un terreno privado de la calle Juan Tur Tur, donde se proyecta uno de los aparcamientos soterrados. JA RIERA

Santa Eulària tramita la evaluación de impacto ambiental de una modificación puntual de su planeamiento urbanístico, la número 15, para reordenar la entrada del núcleo urbano, en la parte de poniente, y que contempla dos aparcamientos subterráneos públicos con una superficie de 5.435 metros cuadrados con capacidad, en principio, para 150 vehículos.

El aparcamiento de la calle Juan Tur Tur que se proyecta soterrar. | J. A. RIERA

Uno de ellos se ubicará en el terreno, colindante con la calle Sant Jaume, que actualmente se utiliza como depósito municipal de vehículos, junto a la casa Barrau, adquirida por el Ayuntamiento. Inicialmente se prevé que este aparcamiento tenga capacidad para 50 vehículos, aunque la alcaldesa, Carmen Ferrer, no descarta que se pueda ampliar. «Veremos si podemos ir más abajo», indica.

El segundo se sitúa en el terreno que actualmente se utiliza como aparcamiento disuasorio provisional en la calle Juan Tur Tur. Para ello, se crea una nueva unidad de actuación y se sustituye la calificación actual en las Normas Subsidiarias de zona residencial extensiva de sótano, planta baja más cuatro alturas a zona residencial intensiva (dos plantas sótano de aparcamiento, planta baja y cuatro alturas), que es la asignada a los terrenos que se ubican al otro lado de la calle.

Se prevén 50 viviendas, 19 más de las que se podían construir con la calificación anterior (57 habitantes más). Pero la novedad es que la mitad de este solar pasa a ser espacio libre público (1.863 metros cuadrados). Este cambio fue retirado de una modificación del planeamiento anterior, la 10 (para obtener terrenos para un nuevo colegio, entre otras cosas), para superar el trámite ambiental.

Aparcamiento de 100 plazas

Por debajo se situará el aparcamiento, que, con una capacidad de 100 plazas, se ampliará bajo la planta sótano primera del edificio de pisos que se construirá. Es decir, por debajo de la planta de aparcamiento privado del edificio se ubicará, de forma separada, la del público, que se prolongará por debajo del resto del solar. Por encima habrá una zona ajardinada.

La alcaldesa afirma que aún es «muy pronto» para avanzar la fórmula que utilizará el Ayuntamiento para construir y gestionar los dos aparcamientos. «Si lo podemos hacer nosotros haciendo un uso óptimo del dinero, lo haremos», explica. Hay que tener en cuenta la mala experiencia con la concesión del aparcamiento subterráneo situado detrás de la sede del Consistorio, que hace años se tuvo que rescatar. Ferrer también adelanta que trabajan en la previsión de más aparcamientos subterráneos públicos para «solucionar» la falta de espacio actual para dejar el coche. De hecho, la evaluación ambiental de la modificación urbanística destaca que el parque móvil de Santa Eulària, según los datos del Ibestat de 2021, es de 25.084 turismos, más del doble (122%) que hace 25 años (11.274).

Sobre el parking soterrado de la parcela del depósito de vehículos también se prevé un espacio público ajardinado. La alcaldesa detalla que la modificación urbanística de esta zona, desde la avenida del Padre Guasch hasta la del Sol, tiene por objeto dotar de aparcamiento la entrada del pueblo y, desde el jardín en superficie, en la salida del parking, crear un circuito cultural para conectar con la Casa Barrau, el museo etnográfico y el centro de interpretación de Can Planetes.

Los derechos edificatorios de este frontal se trasladan al posterior, el que da al Camí de Missa. Paralelamente a Padre Guasch y el tramo del Camí de Missa más próximo al ámbito del Bien de Interés Cultural (BIC) del Puig de Missa, las edificaciones serán viviendas unifamiliares de planta baja y una altura. En el borde perimetral del último tramo de la calle Sant Jame y la del Sol las viviendas, la parte más alejada del BIC, serán de tipo plurifamiliar (edificio de pisos) con hasta cuatro alturas (planta baja más tres), mientras que en la zona intermedia serán de planta baja más dos.

Casas de interés arquitectónico

En el lado de la calle Sant Jaume se mantendrán las tres viviendas de «interés arquitectónico»: la Casa Barrau, la situada al otro lado del depósito de vehículos y la que se ubica en la esquina de la calle del Sol. También se ensanchará la sección de las calles Sant Jaume, del Sol y Camí de Missa para ampliar las aceras.

La capacidad potencial conjunta de este ámbito asciende a 419 habitantes, lo que supone una reducción de 77 residentes con respecto a lo que prevén ahora las Normas Subsidiarias. Sin embargo, en el caso de la unidad de actuación del aparcamiento de la calle Juan Tur Tur aumenta la capacidad de habitantes en 57, por lo que la reducción de habitantes con esta modificación puntual del planeamiento urbanístico se queda en 20.

Entrada de Santa Eulària, en el primer tramo de la calle Sant Jaume, cuya acera del margen izquierdo es muy estrecha. JA RIERA

Ampliación de las aceras del primer tramo de la calle Sant Jaume

Esta modificación puntual de las Normas Subsidiarias incluye la redefinición de las alineaciones del tramo inicial de la calle Sant Jaume, tras la curva de entrada, para que las aceras puedan tener un ancho de 1,80 metros y cumplir así con la normativa de accesibilidad. Se cambiará la centralidad de la calle hacia el margen derecho (el mar), sin modificar las alineaciones de las edificaciones. Tampoco se prevén expropiaciones, según la alcaldesa. Se pretende también la mejora de la imagen de la entrada del pueblo con árboles y mobiliario urbano.

Compartir el artículo

stats