Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell de Ibiza aprueba el alquiler turístico de habitaciones en el campo entre críticas por fomentar la masificación

El vicepresidente recuerda que las leyes de la izquierda ya permiten las agroestancias y la explotación de casas payesas

El equipo de gobierno, a la derecha, la oposición, ayer, en el pleno del Consell. | C. E.

El Consell de Ibiza aprobó ayer de forma definitiva, con el voto en contra de PSOE y Unidas Podemos, el reglamento de supresión y reducción de cargas administrativas en asuntos de habitabilidad, urbanismo y patrimonio y que fomenta también las agroestancias y la comercialización de habitaciones de casas payesas. El vicepresidente primero, Mariano Juan, destacó que con la entrada en vigor de este reglamento, que, entre otras cosas, elimina las cédulas de habitabilidad y simplifica la documentación de las renovaciones y carencias de las mismas y reduce los plazos de tramitación de expedientes, «se facilita la vida de los ciudadanos que tramitan un permiso de la Administración». Mientras tanto, PSOE y Unidas Podemos advirtieron del «peligro que esconde esta reglamentación» que, según su criterio, fomentará «aún más la masificación de la isla».

Así, el conseller del PSOE Víctor Torres calificó de «error muy grave» que se abra la puerta a la comercialización turística de casas payesas y destacó que, por un lado, el PP y Ciudadanos promueven una regulación de la entrada en la isla de vehículos de rent a car y, por otro, quieren «poner turistas en todas las casas payesas». «Dan bandazos, con un discurso incoherente, que se escora siempre hacia el crecimiento, que es lo que esconde este reglamento», advirtió.

También recordó el anuncio que hizo Juan de modificar el Plan Territorial Insular para permitir el alquiler turístico de casas payesas ubicadas en suelo rústico protegido. «Sabemos qué pasará si la derecha sigue gobernando. No habrá limitaciones, sino crecimiento y saturación en la isla porque su modelo es el de siempre».

Con el mismo discurso, el portavoz de Unidas Podemos, Antonio Saucedo, destacó que este reglamento «no tiene nada que ver con la supresión de cargas administrativas, sino que conlleva más carga para los inspectores y algo más peligroso: plazas turísticas encubiertas». «Como si no hubiera ya suficiente masificación», agregó, al tiempo que, eso sí, manifestó estar de acuerdo con la eliminación de las cédulas de habitabilidad.

El vicepresidente primero de la institución lamentó que la oposición no había entendido «nada» y le recordó que la figura de las agroestancias la incluyó la izquierda en la ley agraria de Balears y que, por otro lado, la ley de turismo permite el alquiler turístico de todas las viviendas de más de cinco años en rústico, «incluidas las casas payesas». «No vendrán más turistas porque ya pueden venir. La diferencia es que si hasta ahora se podía alquilar toda la casa, la nueva modalidad que se introduce es el arrendamiento de sólo una parte de la vivienda: tres habitaciones», resaltó Juan, que también apuntó que «el propietario tiene la obligación de vivir en la casa y justificar cada año el cultivo de cuatro hectáreas de campo o la conservación de la casa payesa».

También destacó que con este reglamento «Ibiza ha ganado una batalla jurídica a los que querían tutelar nuestra autonomía», dijo, en referencia a las objeciones del Govern balear por una supuesta invasión de competencias descartada por el Consell Consultiu.

Aunque este reglamento entre ahora en vigor, la comercialización turística de casas payesas y agroestancias queda en suspenso cuatro años por la moratoria del Govern.

Estreno del nuevo secretario y ascenso de la interventora

El presidente del Consell, Vicent Marí, dio la bienvenida al nuevo secretario del Consell, Pedro Bueno, que, pese a que tiene la plaza en propiedad en el Ayuntamiento de Ibiza, ha ocupado en comisión de servicios la de la institución insular. Marí también dio la enhorabuena a Marián Tur por su nombramiento como interventora. La anterior viceinterventora fue la única persona que optó al puesto. Hace casi dos años, el presidente cargó con dureza contra la viceinterventora, sin nombrara, tras emitir un informe en contra de la campaña ‘La vida Islados’.

Compartir el artículo

stats