Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bus que conectaba las dos estaciones marítimas de Ibiza no volverá a funcionar

«El servicio era deficitario, más desde el segundo semestre de 2019», explica la empresa

El autobús sale de la zona de es Botafoc, en una imagen de archivo. | J.A.RIERA

El servicio de transporte en autobús que unía las dos estaciones marítimas del puerto de Ibiza, la situada en la zona de es Botafoc y la que tiene la parada junto a la Estación Marítima de Formentera, dejó de operar en noviembre de 2020 y no está previsto recuperar el servicio, al menos de momento.

Así lo confirma la Autoridad Portuaria de Balears (APB), que explica que «el servicio de transfer lo gestionaba una empresa externa que simplemente pedía autorización a la APB y dejó de hacerlo. Por ahora, no hay petición de volver a ponerlo en marcha».

Se refieren a la empresa Dipesa Group, la encargada de prestar el servicio, que a finales de 2020 alegó que la situación era «inviable». En este sentido, informaron de que se prestaba el servicio «sin una concesión administrativa y haciéndose cargo de todos los gastos derivados de la actividad» de transporte de pasajeros en esta línea.

La empresa operaba esta línea desde 2013 y llevaba desde 2017 facturando menos y constatando un descenso de usuarios de hasta el 15% desde su puesta en marcha.

Esto, sumado a la pandemia del covid, llevó a Dipesa Group a informar a la APB del cese de la actividad, ya que no consiguieron llegar a un acuerdo para que la Administración ayudara a equilibrar las pérdidas.

«El servicio era deficitario, más desde el segundo semestre de 2019. Se avisó a la APB y no se encontró solución», confirma el gerente de la empresa de transportes, Emilio Díaz.

Ante esta situación, Balèaria ha optado por ofrecer el servicio de transporte en autobús en dos de sus buques, concretamente en las llegadas y salidas del fast ferry ‘Eleanor Roosevelt’, procedentes de Palma y Dènia.

Fuentes de la compañía naviera aseguran que, cuando se canceló el servicio, optaron por contratarlo y asumir su coste para los pasajeros que llegan a Ibiza desde estos dos puertos, al considerar que desde Barcelona, por ejemplo, la mayoría del pasaje viene a la isla con vehículo propio.

Compartir el artículo

stats