Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desalojo de acampados en Ibiza: "Las autocaravanas no contaminan más ses Salines que los coches que entran cada día"

Solo quedan tres autocaravanas y sus ocupantes han sido denunciados

Francesco y Emma son de los pocos que no quisieron irse. J.A.Riera

El campamento de temporeros situado en los antiguos depósitos de Salinera Española, en el Parque Natural de ses Salines, y que había generado alarma al tratarse de un espacio protegido, ya es historia. Ayer, a las 9 de la mañana, efectivos de la Policía Local de Sant Josep acompañados de agentes de Medio Ambiente y de un trabajador de Salinera, se presentaron en el solar para advertir a los acampados de que debían marcharse y que iban a cortar los accesos al lugar y a cerrar la entrada con una cadena y un candado.

Tras el requerimiento, la mayoría de los acampados decidieron recoger sus cosas y marcharse. A las nueve y media de la mañana, de la veintena de autocaravanas, furgonetas y turismos, prácticamente todas ya habían abandonado el lugar. La policía pidió el DNI a los acampados y sacó fotografías de las matrículas de los vehículos, pero ni ellos ni los agentes de Medio Ambiente levantaron ningún acta.

El desalojo se realizó sin incidentes. La mayoría de acampados ya estaban preparados para marcharse, puesto que durante los dos días anteriores los agentes de la Policía Local les habían advertido de que ayer se cortaría el acceso a la zona.

A día de hoy, en el interior del solar solo permanecen tres autocaravanas. De una de ellas se desconoce la identidad del propietario ya que está vacía. En la segunda vive una persona, y en la otra autocaravana vive una pareja que, según ha explicado a Diario de Ibiza, no tiene intención de moverse.

La cadena con el candado que cierra el acceso al solar. J.A.Riera

Denunciados por Salinera

El Ayuntamiento de Sant Josep informó de que las tres personas que han decidido quedarse en el terreno han sido denunciadas por Salinera Española ante la Guardia Civil: «Pese a que se trata de un Parque Natural, el lugar es propiedad privada, y es Salinera quien debe interponer la denuncia», explicó la concejala de Medio Ambiente, Mónica Fernández, quien se felicitó por la colaboración de la mayoría de acampados, quienes abandonaron el lugar sin ofrecer resistencia: «Entiendo su problemática y apelo a su responsabilidad para que, cuando acampen, hagan las cosas bien. Pero está claro que el Parque Natural no es un lugar para hacerlo».

El plan de usos del Parque Natural de ses Salines prohíbe expresamente la acampada dentro de sus límites. Además, algunos de los inquilinos de las autocaravanas tenían a sus perros sueltos, algo que también está prohibido ya que son una amenaza para la fauna local.

«No nos movemos»

Dos de las personas que se han resistido a irse del lugar son Emma y Francesco, propietarios de una de las caravanas que quedan. «Nos nos hemos ido porque creemos que tenemos derecho a permanecer aquí», explicó Emma, quien señaló que «la Policía no nos ha entregado ningún papel ni ninguna orden de desalojo, todo ha sido verbal. Supongo que en algún momento nos llegará una denuncia, y en ese caso la recurriremos». «La Policía nos ha sugerido que nos vayamos moviendo de un lugar a otro» , añadió Emma y, de hecho, eso es lo que harán la mayoría de sus compañeros.

Francesco reiteró la crítica en la que coinciden todos los que han optado por la autocaravana como modo de vida: la inexistencia de lugares en Ibiza donde pernoctar de manera legal y con garantías. «Tengo el vehículo en regla, con el seguro y la ITV, y sin embargo nos tratan como si fuéramos ilegales», y aseguró que su autocaravana no supone más contaminación para el Parque Natural que «los vehículos que cada día vienen y aparcan en la playa de Salines».

Ambos insistieron en que la proliferación de campamentos ilegales es producto de los disparatados precios de los alquileres: «Los turistas van al hotel. La mayoría de los que vivimos en caravanas somos trabajadores de temporada que hemos escogido esta opción para vivir, que es tan legal como cualquier otra», concluyeron.

Compartir el artículo

stats