El fuerte viento que sopla esta mañana en la isla de Ibiza, con rachas cerca de los 60km/h, ha provocado el choque del buque Nixe de Balearia contra una de las defensas del dique de Botafoc mientras maniobraba a primera hora de esta mañana, según han confirmado tanto la propia compañía como desde Capitanía Marítima.

El impacto ha provocado que se abriera un gran boquete en la parte inferior del casco del barco, por encima de la línea de flotación, que permanece amarrado en el puerto. Desde Baleària informan de que se han reprogramado algunas de las salidas de la flota entre Ibiza y Formentera para seguir prestando el servicio.

Detalle del boquete en el casco del Nixe tras el impacto FPM

Durante la noche, el Nixe permanece amarrado en el muelle de es Botafoc, detallan desde la naviera. Esta mañana, a las 6.30 horas, cuando salía para posicionarse en el muelle de Ribera, el fuerte viento ha provocado que chocase contra una de las defensas. En el momento del choque en el barco no había pasajeros, añden.

Desde Capitanía Marítima han explicado que con condiciones meteorológicas desfavorables, este tipo de accidentes no son extraños.