Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ciudad de Ibiza recupera 9 millones del remanente y destina 2,3 para reformar la calle Pere Francès

Una partida de 1,5 millones se invertirá en mejoras de las escuelas públicas y casi un millón en el asfaltado de calles

Plano de la reforma de la plaza y parte de la calle Pere Francès, con el carril bici. | D. I.

El Ayuntamiento de Ibiza proyecta ejecutar la reforma integral de la calle Pere Francès, en el barrio de es Pratet, con un coste de 2,3 millones. Esta partida, procedente del remanente, se incorpora ahora al presupuesto municipal. En concreto, el equipo de gobierno prevé aprobar el jueves en el pleno la incorporación de un total de nueve millones del remanente a las cuentas de este año.

La mayor parte de esta cuantía, 5,7 millones, se destinará a inversiones, 2,8 millones a gasto corriente y algo más de 300.000 euros en la contratación temporal de personal para el impulso de diversos proyectos, según han explicado esta mañana en rueda de prensa el alcalde, Rafa Ruiz, y la concejala de Hacienda, Estefanía Torres. El año pasado el Consistorio sumó a su presupuesto inicial 14 millones del remanente en proyectos que aún están en vía de ejecución. Entonces, el Consistorio disponía de 40 millones en el banco sin ninguna finalidad.

El alcalde ha destacado la remodelación de la calle Pere Francès, entre la avenida de Bartomeu Roselló y la calle Mallorca, de punta a punta, siguiendo el modelo de la reforma que se ha proyectado y se está ejecutando en la avenida de Isidor Macabich. Ruiz ha indicado la necesidad de la ejecución de esta reforma en una calle comercial en la que se ubican la biblioteca y el teatro de Can Ventosa.

También ha reconocido que, en su día, «no fue una buena decisión» apostar por el pavimento de adoquines que tantos quebraderos de cabeza han dado al Consistorio. Ruiz no ha quedido dar detalles sobre el proyecto, en el que ya están trabajando los servicios técnicos del Ayuntamiento, y se ha limitado a apuntar que será más transitable para las bicicletas con «un carril bici» y que se mejorará la iluminación con «más farolas sostenibles». También se sustituirán las canalizaciones de saneamiento y pluviales y la infraestructura eléctrica, al tiempo que se reformará el parque infantil y la plaza con la instalación de una zona de sombra con pérgolas.

La concejala de Hacienda, Estefanía Torres, y el alcalde, Rafa Ruiz, en Can Botino. | D. I.

«Es una reforma muy necesaria», ha recalcado el alcalde, al tiempo que ha recordado que esta zona también sufre inundaciones cuando se producen fuertes lluvias y que, por ello, se ha trabajado «en diversas inversiones y objetivos» , como la instalación del tanque de tormentas en el puerto, para solucionar los problemas. Ahora, con la reforma, cuyas obras se prevé que puedan empezar el próximo año, «el barrio mejorará mucho».

Acto seguido, Rafa Ruiz ha destacado el uso de 1,5 millones de euros del remanente para invertir en las escuelas públicas del municipio. El alcalde ha calificado de «histórica» esta inversión debido a que «no hay precedentes». La mayor parte de la partida de 1,5 millones se destinará a pintar los centros educativos, tanto en el interior como el exterior, una de las peticiones más repetidas.

También se acometerá progresivamente la reforma de los parques infantiles de las escuelas de Sa Blanca Dona, Portal Nou, Can Misses, Can Cantó y Sa Graduada. Además, se prevé la instalación de un toldo en Sa Bodega y diversas actuaciones en los patios interiores de los centros de Can Misses, Sa Blanca Dona y Portal Nou.

A todo ello se suma la inversión de 1,3 millones de euros en la instalación de placas fotovoltaicas en cinco escuelas del municipio: Sa Bodega (131.552 euros), Can Misses (180.765), Sa Joveria (150.724), Cas Serres (138.657) y Can Cantó (149.871). En la misma partida se incluyen los paneles solares del edificio del Cetis (82.202 euros) y Can Ventosa (123.138). En todo caso, este proyecto está cofinanciado con fondos Feder procedentes de Europa.

Otra de las actuaciones proyectadas con fondos del remanente es la del asfaltado de diversas zonas de la ciudad, con un coste de 871.000 euros, y que afectará a las siguientes calles: Cas Dominguets, Can Bufí, ses Feixes, Talamanca, Cosme Vidal Llácer, es Raspallar, camí de Ca Bellet, camí des cap de s’Empedrat, la calle Josep Llaudes Bermeu y el pasaje Simón Pouet. Asimismo, se proyecta la reposición y ampliación de las aceras en diversas calles de s’Illa Plana.

La concejalía de Medio Ambiente proyecta una actuación de limpieza de los principales canales de ses Feixes, con un coste de casi 73.000 euros, además de la renovación de las papelera de la Marina y la renovación de 25 tramos de las pasarelas de las playas. Otra partida de 200.000 euros se destinará a las zonas ajardinadas.

Compartir el artículo

stats