Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern en Ibiza

Las obras de la Escuela de Hostelería acabarán en seis meses y abrirá en enero de 2023

El Consell «sospecha» que el Govern quiere sufragar su parte, 4,5 millones de euros, con los fondos europeos y desentenderse de los 3,1 millones que debe aportar Ibiza para esta construcción

17

La Escuela de Hostelería de Ibiza empezará a impartir cursos en 2023 J.A. Riera

Las obras de la Escuela de Hostelería acabarán en un plazo de seis meses, entre septiembre y octubre de este año, y en enero de 2023 se empezarán a impartir las primeras clases. Son las nuevas fechas que avanzaron ayer la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, y el presidente del Consell, Vicent Marí, durante la visita al centro que se está construyendo en Sa Coma. Hace año y medio, el 18 de noviembre de 2020, los plazos que se dieron fueron otros: fin de las obras en junio de 2022 (dentro de un mes) e inicio de las clases para el curso 2022-2023.

Armengol considera que «las obras van a muy buen ritmo» y espera que «hacia septiembre u octubre puedan estar finalizadas», de manera que «a partir de enero de 2023 ya se pongan en marcha los cursos de formación, tanto para ocupados como para desocupados. Después, todos los cursos estarán a pleno rendimiento en el curso 2023/2024».

El Consell también confía en que mucho antes de que comiencen las clases se aclare el reparto de los gastos de construcción de este centro. El presidente ibicenco se reunió por la mañana (durante unos 10 minutos y antes de la celebración del Consell de Govern) con Francina Armengol para tratar cómo quedará, finalmente, esa financiación. Inicialmente se planteó que los 4,5 millones de euros que corresponden al Govern serían abonados con el impuesto turístico sostenible (ITS). Los 3,1 millones restantes los pondría el Consell, si bien esta institución desea recuperar ese dinero. Pero en la sede de la avenida de España se «sospecha» que el Ejecutivo balear quiere ahora pagar con fondos europeos (en vez de con el ITS) sólo su parte (4,5 millones) y desentenderse de los 3,1 millones aportados por Ibiza. El Govern, no obstante, insistió ayer en que su «inversión» proviene de los fondos recaudados a través del ITS». Un portavoz del Ejecutivo balear lo confirmó a este diario. Aun así, Armengol ya dijo en noviembre de 2020 que confiaba en conseguir que el fondo europeo de resiliencia financiara este proyecto, de manera que tanto el Consell como el Govern recuperaran el dinero aportado.

La Escuela de Hostelería de Ibiza empezará a impartir cursos en enero de 2023

La Escuela de Hostelería de Ibiza empezará a impartir cursos en enero de 2023 José Miguel L. Romero

Ibiza «peleará» por su dinero

Vicent Marí instó ayer a Armengol a que aclare cómo quedaría el reparto si la obra se pagara con fondos europeos, «pero la presidenta no le dio una cifra exacta», afirman desde la institución insular: «Necesitamos saber cuánto dinero se podrá recibir de Europa y, por lo tanto, en cuánto se reducirá la aportación que el Consell hace en esta escuela, dado que el dinero extraordinario de que disponga la institución se podrá destinar a las competencias propias, como ayudar a las personas y entidades a través del departamento de Bienestar Social, la Lucha contra el Intrusismo o el apoyo a nuestro tejido empresarial», según Marí. Eso sí, tanto si se paga con esos fondos como con el ITS, Ibiza «peleará» para que su parte «esté cubierta al 100%». «Somos -señalan desde el Consell- los que menos competencias tenemos, pero hemos aportado el suelo y el edificio para que se haga esta escuela».

Tanto si se paga con esos fondos como con el ITS, Ibiza «peleará» para que su parte «esté cubierta al 100%». «Somos -señalan desde el Consell- los que menos competencias tenemos, pero hemos aportado el suelo y el edificio para que se haga esta escuela»

decoration

Las instalaciones, que tendrán una extensión de 4.000 m², dispondrán de ocho aulas de formación, dos cocinas, una aula bar, una aula restaurante y un bar cafetería, además de biblioteca, despachos para el profesorado y la dirección, vestuarios, economato y cámara de congelación. Estará formativamente gestionada por la Escuela de Hosteleria de Balears y en estas nuevas instalaciones se impartirá formación profesional reglada, formación ocupacional y formación continua para trabajadores.

Durante la visita a las obras Marí subrayó que «es importante que el sector turístico, tanto el hotelero como el de la restauración, participe y forme parte de la planificación de las necesidades» de la escuela, y pidió al Govern que «tenga en cuenta las necesidades y realidades de la isla, de todo el sector turístico, para definir el plan de estudios» del centro. Según el presidente, «todos los alumnos que aquí vengan tendrán garantizado un puesto de trabajo». Armengol explicó que «las conselleries de Modelo Económico y de Educación trabajan conjuntamente para hacer posible los cursos necesarios en hostelería», y calculó que habrá «unos 200 alumnos estudiando a la vez», así como «unos 500 anuales en diferentes cursos y en distintos horarios».

Compartir el artículo

stats