Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Delincuencia en Ibiza: robos a plena luz del día en Sant Antoni

Advierten de que los delincuentes actúan cada vez con mayor violencia

Paseo marítimo Sant Antoni

Vecinos y comerciantes de Sant Antoni empiezan a estar cansados. La cantidad de hurtos y robos en la zona del paseo marítimo de la localidad provocan que la sensación de inseguridad vaya en aumento entre los residentes, justo en los meses previos a un verano que se prevé sea incluso más multitudinario que los de la época prepandémica.

Los ‘amigos de lo ajeno’, un grupo de jóvenes ya conocidos en la zona, siempre se dejan ver en las zonas con una mayor afluencia de turistas. La ecuación es sencilla: a mayor número de gente y menor cantidad de luz, más fácil llevar a cabo el ‘trabajo’. Sin embargo, lo que llama la atención de estas últimas actuaciones es que han sido a plena luz del día: «Actúan rápido, sin hablar ni llamar la atención para sorprender a las víctimas. Están muy bien preparados. Antes esto solía pasar por la noche, pero ahora pasa a cualquier hora del día. Ayer, a las siete de la mañana, tres individuos asaltaron a dos turistas británicos que estaban borrachos y les robaron», relata el dueño de uno de los negocios de la zona.

El hombre, que prefiere mantenerse en el anonimato, no oculta su enfado por esta situación que le ha tocado experimentar incluso en primera persona: «A mí el miércoles me robaron en el coche a las cinco de la tarde. Había 50 personas alrededor y nadie pudo hacer nada. Entraron y me quitaron un reloj», relató.

También detalló cómo a varios conocidos suyos les ha tocado pasar por lo mismo: «El domingo pasado atracaron con violencia a uno de mis trabajadores, robándole todas sus pertenencias. Y hace diez días le robaron a una señora y a su hija los teléfonos en plena calle. Esto está ocurriendo diariamente. Y con violencia, que es lo peor».

Los vecinos están desesperados y reclaman una solución, ya que desde la policía, aunque lo intentan, muchas veces no llegan a cubrir la demanda por falta de personal, lamentan: «Cuando llamamos a la Policía nos dicen que les falta personal. Hay dos soluciones: o ponen más seguridad o hablaremos entre los vecinos para ver qué podemos hacer, ya que todos estamos afectados por el mismo problema».

Al haber actuado en tantas ocasiones, la gente reconoce ya a este grupo de jóvenes: "Todo, al ocurrir tan rápido, impide muchas veces a las víctimas identificar claramente a los asaltantes, aunque poco a poco la gente va reconociendo quiénes son. Van siempre tres. Uno bajito, otro de altura media y el último un poco más alto. Los tres delgados y jóvenes. Bien vestidos, con ropa de marca», describió.

Otro de los vecinos, un trabajador del transporte, secunda esta versión: «Se les ve venir de lejos. Son jóvenes y van bien vestidos. Hoy [por ayer] eran cuatro. Esta misma mañana les he visto en el paseo y se veía las intenciones que tenían. Hace poco vi que tuvieron una pelea, pero creo que era incluso entre ellos. En otra ocasión vi cómo uno le lanzaba un microondas que había en la calle a otro, supongo que para robarle. Al no tener nada que perder no tienen miedo», aseguró el vecino.

Modus operandi

Los presuntos ladrones utilizan diferentes técnicas para llevar a cabo su objetivo y robar a los clientes que están en los bares y restaurantes de la zona: «Algunos se hacen pasar por camareros. Cuando el bar está lleno de gente aprovechan, cogen la carta y se la ofrecen a los clientes. Sus pertenencias se quedan ocultas tras la carta. Los ladrones aprovechan para coger móviles, carteras o lo que pillen rápidamente, sin llamar la atención de nadie. Los clientes, al descubrir que sus cosas ya no están, nos dicen que ha sido un camarero, pero obviamente no es así. La trampa ya está hecha», relató uno de los trabajadores del bar Mudita, en primera línea de puerto. « Por esta zona es raro ver a algún policía. Falta personal de seguridad», añadió.

A Andrea, uno de los camareros de otro bar de la zona, el Promenade, no le sorprende la cantidad de robos que hay por la zona: «Suele pasar, más esta temporada que estaremos a full», afirmó sobre el aumento de turistas que se espera en la isla.

Compartir el artículo

stats