Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento de Ibiza revisa el proceso de puntuación de las concesiones de playa

Se reducen en un 25% las hamacas en Talamanca y en un 15% en ses Figueretes

Imagen de unas hamacas en Talamanca en verano del año pasado. | TONI ESCOBAR

El Ayuntamiento de Ibiza ha revisado la puntuación de las ofertas para las concesiones de playa después de que uno de los ofertantes presentara un recurso de alzada contra dos de las adjudicaciones propuestas por la mesa de contratación. Esta apelación ha acabado afectando a cinco de los lotes de hamacas en los que Island Job S.L. ha recibido mayor puntuación. No obstante, esta empresa ahora deberá presentar más documentación que le requiere el Consistorio, según informó ayer un portavoz municipal.

Island Job obtuvo la mejor evaluación en los ocho lotes a los que opta en esta licitación para las playas de Vila hasta 2026, que le permitirían gestionar 510 hamacas y 255 parasoles cada verano. En total, en esta convocatorio salen a concurso 570 sombrillas y 285 parasoles.

La revisión del proceso de puntuación afecta a cinco de los 13 lotes que salen a concurso

decoration

Las ofertas económicas de Island Job, propiedad del empresario ibicenco Juan José Torres, suman 2.440.000 euros, una cifra muy por encima a las propuestas por su competencia. Torres indicó ayer que lleva cuarenta años trabajando en las concesiones de playa y estas cifras son las que se barajan en estos momentos en las Pitiüses, así como que no suponen una oferta temeraria para un plazo de cuatro años.

También confió en que se respete la puntuación inicial otorgada por la mesa de contratación una vez que presente la documentación requerida por el Ayuntamiento, que le ha dado un plazo de tres días hábiles.

Tres meses de plazo

Por su parte, el Consistorio dispone de tres meses para resolver el recurso de alzada interpuesto por uno de los participantes en este concurso. No obstante, la licitación de los servicios de playa sigue su proceso.

Esta convocatoria consta de un total de 13 paquetes para gestionar servicios de playa y, además de los de hamacas y parasoles, tres de ellos consisten en deportes y actividades acuáticas.

El número de hamacas se reduce un 25% en Talamanca y un 15% en ses Figueretes

decoration

De todos estos lotes, ocho no se han visto afectados tras la revisión de puntos efectuada tras el recurso de alzada. Así, las empresas que han obtenido mayor puntuación en la mesa de contratación deben presentar la documentación económica la semana que viene y, «si cumplen con la solvencia exigida en los pliegues de contrato», ya se convertirán en adjudicatarios para los próximos cuatro años.

Se da la circunstancia de que uno de los lotes ha quedado desierto en la evaluación inicial de la mesa de contratación. Se encuentra en la playa de es Viver y consta de un kiosko, 40 hamacas y 20 sombrillas. Dos empresas han presentado oferta para esta explotación, pero no incluyeron toda la documentación requerida en el concurso. Pero podrían optar a hacerse con el negocio si solventan este problema.

Menos hamacas

Para esta nueva convocatoria, Vila ha limitado considerablemente el número de hamacas permitidas en las playas. Así, Talamanca, donde no habrá ninguna concesión con elementos náuticos, pasará de 310 a 230, con un 25% menos que en el último concurso, mientras que en ses Figueretes se pasa de 130 a 110, con una reducción del 15%.

Respecto a las actividades náuticas, se incluyen 15 kayaks y 35 tablas de paddle-surf en Platja d’en Bossa, así como 15 kayaks, 25 paddle-surf y un hidrojet en ses Figueretes.

570 sombrillas y 285 parasoles hasta 2026

Los lotes que salen a concurso para las playas del municipio de Eivissa suman un total de 570 hamacas y la mitad de parasoles (siempre se concede uno para cada dos tumbonas). Se contemplan 190 tumbonas para el tramo de Platja d’en Bossa perteneciente a Vila, 110 para ses Figueretes, 230 para Talamanca y 40 para es Viver. Estos elementos se reparten en tres lotes diferentes en Platja d’en Bossa, dos en ses Figueretes, tres en Talamanca y uno en es Viver, aunque este último ha quedado desierto en la propuesta inicial.

Compartir el artículo

stats