Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una avería en la radioterapia complica todavía más la atención oncológica en Ibiza

Salud reconoce que se han tenido que cancelar citas por problemas con la máquina

Imagen de archivo de la sala de radioterapia del Hospital Can Misses. Juan A. Riera

A la marcha de dos oncólogos, la dificultad para encontrar especialistas y la suspensión de las visitas presenciales con los enfermos de cáncer de Formentera se ha sumado esta semana una serie de averías en la máquina del servicio de Radioterapia que han obligado a suspender algunas de las sesiones previstas. Una situación que pilló por sorpresa a las representantes de las asociaciones de afectados de cáncer de las Pitiusas, que apenas podían creerse esta nueva complicación en la atención a los enfermos de cáncer.

Varias averías en la máquina de radioterapia del Hospital Can Misses han obligado a suspender sesiones programadas con enfermos de cáncer de las Pitiusas durante esta semana, según confirmó ayer el Área de Salud de Ibiza y Formentera. En realidad, han sido tres las incidencias por las que la máquina ha dado error, tres averías que ha ido solventando el técnico desplazado hasta el hospital de Ibiza. La última de ellas, indicaron, quedó arreglada el jueves por la tarde. «Esta mañana [por ayer] a primera hora estaba funcionando con total normalidad», aseguraron.

La gerencia del Área de Salud desconoce cuántas sesiones ha tenido que aplazar el servicio, gestionado por Juaneda. Sí matizó, sin embargo, que no se han visto afectadas todas las personas citadas durante esta semana, ya que muchas de ellas debían acudir para revisiones, que se han mantenido.

De la misma manera, no todas las sesiones se recuperarán, indicaron desde el servicio. Esto dependerá de la situación, tipo de enfermedad y momento del proceso en que se encuentre cada uno de los pacientes afectados por las averías. La decisión sobre qué se hace con cada paciente, explicaron en la dirección de Can Misses, se tomará en el comité de tumores del propio hospital y en el de Juaneda. «A algunos se les alargarán los tratamientos», matizaron. En esta ocasión no se ha planteado derivar a ninguno de los pacientes afectados a Mallorca para someterse a las sesiones que tenían previstas. «No ha sido necesario», aseguraron.

La electroválvula

Respecto al origen de las averías, detallaron que parece ser el mismo: la electroválvula. Fuentes de la gerencia del área sanitaria aseguraron que el acelerador de partículas sigue un estricto proceso de control y que, precisamente, en breve tenía prevista una «parada técnica» para una de estas revisiones. Desde el servicio indicaron que la de radioterapia es una máquina «extremadamente sensible» y que es relativamente habitual que se produzcan desajustes.

La avería en la máquina de radioterapia es el último de los escollos por los que están atravesando los enfermos de cáncer de las Pitiusas, que llevan varios meses sufriendo la falta de especialistas en el servicio de Oncología. Este departamento cuenta en estos momentos con algo menos de dos oncólogos (1,75) de los cinco que tiene en plantilla, tras la marcha del anterior jefe del servicio y otra de las oncólogas, que se ha pasado a la Atención Primaria. En estos momentos están visitando Can Misses cada día dos especialistas de los hospitales Son Llàtzer y Son Espases, una situación que las asociaciones de afectados han exigido que se solvente cuanto antes.

Recientemente se ha adjudicado una plaza fija a una especialista procedente del Hospital Son Llàtzer, que debe incorporarse a la plantilla de Can Misses en las próximas semanas. Además, se están buscando otros dos especialistas.

«Sabemos que ha habido una falta de profesionales por una serie de bajas, somos muy conscientes y pedimos disculpas a los afectados, porque sabemos lo que nos jugamos con esto», afirmó ayer la presidenta del Govern, Francina Armengol, cuando se le preguntó por este tema durante su visita a Ibiza. Armengol aseguró también que el regreso de los especialistas de Oncología al Hospital de Formentera será una realidad en breve. «Lo estamos resolviendo, dentro de las dificultades que tienen todas las comunidades autónomas para encontrar profesionales sanitarios», continuó la presidenta, que recalcó que la consellera balear de Salud, Patricia Gómez, ha estado en todo momento en contacto con las asociaciones de pacientes.

Compartir el artículo

stats