Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empleos con habitación en Ibiza: las nuevas ofertas de los hoteles de la isla ante la escasez de trabajadores

Muchos aseguran que hay empleados que se cogen la baja a los pocos días de empezar o que dejan su puesto para ir a otro sitio

Una trabajadora en un hotel de Ibiza DI

Son muchos los departamentos que tiene un hotel (dirección, recepción, reservas, mantenimiento, seguridad, ventas, recursos humanos, administración...) y pocos los trabajadores para llenarlos esta temporada. Es el problema más recurrente que está teniendo el sector desde hace ya varias semanas y todo apunta a que se mantendrá hasta final de verano.

La directora de un complejo hotelero ubicado en Portinatx (que prefiere no dar nombres) explica que la problemática es «tan seria» que han tenido que destinar habitaciones de clientes a los empleados. «Está siendo especialmente complejo contratar, empezando por el tema del alquiler, que no es asequible, así que solo podemos optar a ofrecer alojamiento», reconoce.

En este sentido, dice que ya han retirado una decena de habitaciones, de las 190 que tienen, para destinarlas a la plantilla. «Y en las próximas semanas seguiremos quitando más», añade. Con el impacto económico que conlleva. «Son pérdidas, sí, pero sin trabajadores no podemos ofrecer el servicio», apunta.

Otro problema que se están encontrando es la falta de cualificación. «Esto influye mucho en los puestos medios y altos, sobre todo de dirección de los departamentos. Si no es gente con experiencia, no sirve. Sin embargo, en el staff habitual lo que más valoramos es la actitud, lo demás se aprende. Por eso intentamos formarles nosotros para que no se vayan», subraya. «Si despides a alguien que no trabaja bien, no pasa nada porque encuentra rápido otro empleo. No podemos despedir a nadie», lamenta.

Por su parte, la directora de dos hoteles de Es Canar, María Peñalva, se muestra «agobiada» con la situación que están viviendo. «Estamos cambiando constantemente de personal», asegura. Y eso que abrieron sus puertas el 1 de mayo. «Algunos ya se han cogido la baja, otros no superan el periodo de prueba porque no están cualificados y hay quien tiene otra oferta que es mejor y se va», explica.

Para paliar el problema, Peñalva indica que en uno de los hoteles cuentan con diez habitaciones destinadas exclusivamente al personal. «Según el espacio que tengan, pueden dormir de dos a cinco personas. Las condiciones no son las más óptimas porque tienen que compartir el mismo espacio para dormir y también el baño», matiza; motivo por el cual les ofrecen esta oportunidad de forma totalmente gratuita (sin descontar un porcentaje del sueldo), además de darles desayuno, comida y cena. «De esta manera tienen el salario totalmente íntegro para ellos», insiste.

Fijos discontinuos

Pero ni siquiera esto consigue atraer trabajadores. Incluso hay establecimientos que iniciaron las contrataciones antes de tiempo para poder disponer de profesionales suficientes durante la temporada, como es el caso de un hotel en la bahía de Sant Antoni. La directora de Recursos Humanos, Macarena García, señala que empezaron a reclutar gente en el mes de marzo. «Normalmente abrimos el hotel con fijos discontinuos, pero este año lo hemos hecho también con las nuevas incorporaciones para evitar lo que está pasando ahora», puntualiza.

Aún así, también ellos están en búsqueda activa de más personal porque no pueden garantizar las rotaciones. «Lo suyo es cazar talento para los mandos medios y altos, pero es muy difícil encontrarlo», lamenta. Sin embargo, para los puestos rasos dice que apuestan por trabajadores jóvenes. En estos casos, «no importa la experiencia, sino la actitud. En nuestro hotel apostamos por dar oportunidades a gente con ganas que viene a comprometerse con la empresa y que no se creen superiores al resto», subraya García.

Ayer mismo abrió sus puertas el Hotel Figueretes y lo hizo con la plantilla a medias. «No nos podemos permitir el lujo de ponernos enfermos porque nadie nos cubre», lamenta la jefa de recepción, Marián Cabello.

Solo por la mañana llamó a cuatro personas que habían enviado el currículo al establecimiento. «Una me dijo que si no le ofrecíamos alojamiento, nada; otro que tenía cinco entrevistas más y que, antes de aceptar, quería hacerlas para ver las condiciones», explica. «Nunca nos había pasado esto. Antes daba ‘miedo’ dejar un trabajo y ahora da igual porque encuentras otro rápido», añade.

De por sí, cuentan con 16 plazas adicionales de alojamiento para empleados, pero este año se han visto obligados a alquilar una casa (con siete plazas más) para alojar a los fijos discontinuos. «Nos dijeron que si no tenían dónde vivir, no vendrían», asegura.

Una situación que se repite en prácticamente todos los hoteles de Ibiza, lo que ha llevado a exigir cada vez menos conocimientos. «Estamos bajando mucho el nivel», concluye Cabello.

Las ofertas de trabajo se repiten día tras día en internet

De nuevo internet es el foco principal para atraer trabajadores. Los establecimientos lanzan ofertas a diestro y siniestro con el objetivo de cubrir puestos esenciales, como el de cocinero o el de recepcionista. «Hotel Ibiza Playa hace una tercera ampliación de staff para nuevo sector: buscamos a hombres y mujeres para puesto de cocinero (importante porque ofrecemos vivienda)», relata el anuncio.

Pero la búsqueda va más allá. Se necesita personal en casi todos los departamentos. «Hotel en la bahía de Sant Antoni busca camarera de piso, guardia y ayudante de cocina (preferiblemente residente en Sant Antoni o alrededores)», se puede ver en otra oferta.

Hay otros que ya se nota que han puesto el anuncio en reiteradas ocasiones. «Hotel Náutico Ebeso en ses Figueretes sigue en búsqueda de personal con papeles al día y experiencia previa en puestos similares. Buscamos jefe de partida, camarera de buffet y barra». «Hotel en es Canar busca para incorporar urgente un camarero de pisos. Se necesita tener los papeles en regla».

Los anuncios no cesan. «Busco quiromasajistas para trabajar en los hoteles de Sant Antoni San Remo, Marco Polo y Riviera. Trabajo a jornada completa, se valora el inglés y tienen que ser masajistas tituladas». «Se necesita socorrista para hotel y se ofrece alojamiento y manutención. Incorporación inmediata».

A pesar de la infinidad de ofertas, también hay personas que lanzan directamente su anuncio sin pararse a leer lo que se ofrece en el mercado. «¡Hola! Vivo en Puig, soy butler en hotel de cinco estrellas y también he trabajado como driver (clientes de alto nivel). Tengo formación y experiencia en ingeniería, MBA y coaching, gestionando equipos de 15 personas. También tengo experiencia como bartender y jefe de barra. Además, he vivido en Canadá y soy bilingüe de español e inglés. Estoy abierto a puestos de responsabilidad y oportunidad que me permitan seguir creciendo. También a hacer trabajos extras», informa esta persona.

Compartir el artículo

stats